EL MUSEO INFINITO

EL MUSEO INFINITO

Más allá del marco: el primer museo digital del mundo

Ha llegado el día. La obra de arte ha salido del marco y se está vertiendo por las paredes. Y no es sólo el sueño hecho realidad de Jim Morrison, la psicodelia de este nuevo Museo Digital de Tokio ha tardado tres años en hacerse realidad. Las proyecciones interactúan con el visitante, es un proyecto que está renovándose constantemente. Nada de proyecciones pregrabadas ni imágenes en bucle: aquí las posibilidades son infinitas.

Cómo es imaginable, la cuestión no ha sido fácil. El Museo ha sido el cénit de años de trabajo.

Fue en 2001 cuando se creó el colectivo TEAMLAB, que reúne artistas, ingenieros, programadores, matemáticos y arquitectos.

Un popurrí de profesiones con un objetivo común: crear la obra de arte total.

Las cifras son vertiginosas: 530 ordenadores, 470 proyectores y unos 500 profesionales.

Todo para crear un mundo inspirado en la naturaleza, que se recoge en un espacio de 10.000 metros cuadrados y 50 obras.

Tampoco ha sido barato, se han necesitado entre 1 y 2 millones de euros por pieza.

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | 09/07/2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.