Los adolescentes son la base de nuestro futuro y, de momento, sus libros de Historia no han cambiado mucho. La socióloga Beatriz Ranea explica a laSexta.com que el machismo es un problema cultural que hay que solucionar desde, entre otros ámbitos, la Educación: "Se ha hecho un relato en el que las mujeres no existen", por ello insiste en la importancia de mostrar referentes femeninos: "Es importante que los adolescentes vean a mujeres en diferentes espacios, con papeles diferentes".

Nos desplazamos a un colegio de la zona noroeste de Madrid para conocer la opinión de los más jóvenes. Como cualquier primer día de clase, nos confundimos de puerta de entrada antes de llegar a secretaría. Alumnos de Educación Secundaria organizan cajas de alimentos no perecederos para una actividad solidaria. En las paredes, grandes murales de referentes históricos: Nelson Mandela, Martin Luther King y Mahatma Gandhi, los tres con diferentes biografías escritas por alumnos y muchas fotografías. Al fondo, un dibujo de Teresa de Calcuta.

En el recreo, a las niñas se les relega a las esquinas, a las vallas"

Diana Fernández Villagrán

La psicóloga Diana Fernández Villagrán comenta a laSexta.com que para ser una referente hay que tener "el poder y las oportunidades para ser visible, ser pronunciadas y ocupar espacios tradicionalmente vetados para las mujeres": "Desde el colegio, en la hora del recreo ya enseñan a los niños a ocupar todo el espacio jugando al fútbol o cualquier actividad en grupo deportiva, y a las niñas se les relega a las esquinas, a las vallas, a estar quietas sin espacio físico para jugar, y eso va constituyendo la personalidad de hombres y mujeres".

Carla, profesora de Física y Química, nos invita a entrar en su clase de 4º de la E.S.O.

- "Nosotros, en el recreo, nos juntamos todos y hablamos. Chicos y chicas", responde uno de los alumnos de Carla.

Sin embargo, cuando se sientan los 11 alumnos y alumnas a hablar con laSexta.com, se separan: las niñas delante y los niños detrás. "Es que nosotras somos una piña", sonríe una de ellas. Lara* (15 años) asegura que "generalmente son hombres los que aparecen en los libros": "Para conocer a referentes femeninas en la Historia hay que buscar por tu parte, así descubrí yo a Elizabeth Blackwell, la primera mujer que estudió Medicina, que es a lo que me gustaría dedicarme", confiesa.

- "Yo he leído 'Mujeres extraordinarias', un libro donde te cuentan la historia de diferentes mujeres que han tenido un papel importante en la Historia. Es muy interesante". (Elena*, 15 años).

Desde hace unos años, la publicación de este tipo de libros que ponen el foco en resaltar a la mujer en diferentes ámbitos, ha crecido mucho. Félix Domínguez, dueño de la librería Los Libros Salvajes, cuenta su experiencia: "En 2018 notamos que se publicaron muchos libros dirigidos a niñas y adolescentes para empoderarlas y para que vieran que había referentes femeninos en muchos campos profesionales. Es cierto también que esta tendencia ha frenado un poco".

Visibilizando a nuestras grandes mujeres estamos creando referentes"

Sandra Sabatés

'Pelea como una chica' es uno de los bestseller de esta categoría. Su autora, la periodista Sandra Sabatés, explica a laSexta.com, que se planteó este libro "como un ejercicio personal": "Era consciente de que desconocía a muchas mujeres de mi propio país que habían peleado por conquistar nuestros derechos y libertades y avanzar hacia la igualdad". Por ello, en su libro habla de Emilia Pardo Bazán, Rosalía de Castro, María de Maeztu, Clara Campoamor, o Victoria Kent, entre otras muchas: "Visibilizando a nuestras grandes mujeres estamos creando referentes, una fuente de inspiración para muchas niñas que les ayuda a creer, a convencerse de que también ellas pueden ser lo que se propongan". Sabatés insiste en que las mujeres "tenemos la igualdad legal, pero falta mucho para que esta sea una igualdad real y esta es la parte más difícil porque implica un cambio de mentalidad social".

Pero, ¿cómo se consigue un cambio de mentalidad social? Sin duda, las aulas vuelven a ser la respuesta (aunque no la única). Bea (12 años) y Mariana (15 años) hablan con laSexta.com antes de subirse al coche con su madre. Ambas aseguran que el papel de la mujer en la sociedad ha mejorado mucho, aunque creen que todavía "queda mucho por hacer", sin embargo, Matías*(12 años) ve la figura de la mujer hoy en día "sobrevalorada".

Esto no es cuestión de género. Ranea (socióloga) cuenta que las generaciones que crecen en igualdad a nivel legislativo comienzan a darse cuenta de la desigualdad "cuando se enfrentan a situaciones más complejas, como buscar trabajo, o saliendo por la noche que es donde se encuentra en numerosas ocasiones la violencia que sufren las mujeres. Aún más en la vida adulta: si tienen pareja, con el reparto de los cuidados…". Al final, toda la sociedad es responsable: "Hemos sido educados en el machismo y es cuando tienes conciencia cuando te empiezas a desvincular de ello. Además, también existe interés en que esto no cambie, existen 'los guardianes del patriarcado', que salen beneficiados de que a las mujeres no se les den oportunidades de ascender, por ejemplo, para seguir con un mayor reconocimiento social".

Las verdaderas referentes de los adolescentes

Elizabeth Blackwell, Marie Curie, Coco Chanel, Úrsula K. Le Guin, Rosalind Franklin, o Frida Kahlo son algunas de las mujeres que han resaltado los adolescentes cuando pensaban en mujeres relevantes en la Historia. Pero al hablar con ellos sobre sus referentes femeninos la respuesta es unánime y abrumadora. Ni Rosalía, ni María Pombo, ni Alexia Putellas, ni Cristinini: "Mi madre".

- "Da igual lo que pase que ella siempre está ahí y sabe qué hacer y cómo para seguir hacia delante" (Teresa*, 15 años)

- "No la he visto nunca rendirse" (Sofía*, 15 años)

- "Es mi ejemplo a seguir" (Rafa*, 15 años)

- "Me apoya, me acompaña y me deja mi espacio" (Lara*, 15 años)

- "Gracias a ella estoy donde estoy" (Jorge*, 15 años)

- "Se preocupa por todos y me inspira" (Ángel*, 15 años)

- "Es persistente y con gran empatía" (Álvaro, 15 años)

- "Tiene la fortaleza que yo quiero tener" (Lucía, 17 años)

- "Es muy trabajadora" (Mario*, 15 años)

- "Qué puedo decir… ¡Es mi madre!" (Elena*, 15 años)

El cuidado en las familias sigue perteneciendo en su gran mayoría a las mujeres: "Están para echarte la bronca, para jugar contigo, para apoyarte… para todo. Por eso las madres son referentes, sobre todo en la adolescencia que es cuando más límites y más seguridad necesitamos", explica la psicóloga Villagrán.

Por un lado, las respuestas de los adolescentes insisten en la importancia de la educación en el hogar, y por otro, refuerzan la idea de seguir potenciando referentes femeninos en la Historia: "Empiezan a tener como referentes a las madres desde el cuidado, la ternura… desde lugares que solo son roles de casa, por eso es tan importante conocer otros referentes que sean de puertas para fuera. Ahí, los líderes, los que tienen el poder verdadero, siguen siendo hombres".

*Algunos nombres de los adolescentes entrevistados son ficticios, por protección al menor.