SE SITÚA EN EL SIGLO XVI

SE SITÚA EN EL SIGLO XVI

¿Cuál es el verdadero origen de las procesiones de Semana Santa?

Uno de los elementos más característicos de la festividad de Semana Santa son las procesiones. Todos sabemos en qué consisten, pero ¿cuál es su verdadero origen? Te lo explicamos en estas líneas.

laSexta.com
 Madrid | 14/04/2019
La imagen de Jesús de Medinaceli sale de su basílica para procesionar por las calles de Madrid en la noche de Viernes Santo
La imagen de Jesús de Medinaceli sale de su basílica para procesionar por las calles de Madrid en la noche de Viernes Santo | EFE

La llegada de la Semana Santa se caracteriza, principalmente, por las celebraciones religiosas y procesiones que llenan las calles de nuestras ciudades durante siete días. El denominador común de estas festividades religiosas son los desfiles de fieles junto a santos, vírgenes y cristos, pero ¿cuál es el origen de las procesiones?

Según Fermín Labarga, agregado del Instituto de Estudios Riojanos, el origen de estos desfiles se sitúa en el teatro religioso: "En la Edad Media se realizaban en las iglesias y en los pórticos los autos de la Pasión, que eran escenificaciones que formaban parte de los oficios litúrgicos". Estas obras se fueron transformando paulatinamente y sustituyendo a los actores por imágenes, de manera que esas escenas de la Pasión se convirtieron en figuras de madera y tela.

Además, las procesiones tienen su origen en el deseo de la población cristiana de imitar la pasión de Cristo. "El Via Crucis no es otra cosa que una imitación de lo que los peregrinos hacían en la Vía Santa o Vía Dolorosa de Jerusalén, que era acompañar a cristo con la cruz", explicó Fermín Labarga.

El inicio de estos desfiles data del siglo XVI, pero el asentamiento de las procesiones se dio en un siglo más tarde, coincidiendo con la Contrarreforma. Por aquel entonces, la iglesia comenzó a verse amenazada por la reforma de Martín Lutero y pidió a los creyentes manifestar su fe. Las cofradías y hermandades, que surgieron en el siglo XV, también promocionaron la celebración de estas procesiones. Si bien es cierto, que las escenificaciones han sufrido cambios a lo largo de la historia.

En el siglo XVIII, el rey Carlos III prohibió la figura de los "disciplinantes", penitentes que se flagelaban durante estas celebraciones, quedando reducidas a procesiones en las que los cofrades alumbraban con los cirios a las imágenes portadas por otros miembros de las cofradías y acompañadas por los cantos del clero.

Finalmente, fue en el siglo XIX cuando se adoptó el cambio que conocemos en la actualidad. en las procesiones comenzaron a introducirse elementos como la bandas de música.

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.