La versión más potente de la Clase X que hemos tenido la oportunidad de probar monta un 3.0 litros V6 turbo diésel con una potencia de 258 CV y un generoso par motor máximo de 550 Nm, disponible desde sólo 1.400 vueltas y hasta 3.200 rpm, asociado a una transmisión automática 7G-Tronic Plus de siete relaciones.

Gracias a las cifras de este bloque de gasóleo -con turbo de geometría variable, inyección por raíl común y recubrimiento Nanoslide de cilindros- y a la tracción a las cuatro ruedas, el X 350 d 4MATIC acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de 205 km/h. Anuncia un consumo medio de 9 litros a los cien kilómetros.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | motor.atresmedial.com

El sistema de tracción total, que reparte de manera fija un 40% del par motor al eje delantero y un 60% al trasero, incluye una caja reductora y opcionalmente se puede elegir un diferencial trasero bloqueable al 100%. Los cuatro modos del sistema son 4MAT, 4H y 4L, siendo éste último la reductora (relación 1:2.9) para las situaciones más complicadas.

Entre las cotas todoterreno del X 350d destacan una altura libre al suelo de 20,2 centímetros en el eje delantero y 22,2 centímetros en el trasero, una capacidad de vadeo de 60 centímetros, y unos ángulos de ataque y salida de 29 y 24 grados respectivamente (30 y 25 grados con la suspensión levantada). El ángulo ventral es de 20,4 grados, o bien 22 grados con la suspensión elevada.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | motor.atresmedia.com

El modelo ofrece además diversos modos de conducción a través del llamado Dynamic Select: Comfort -por defecto-, ECO, Sport, Manual -para cambiar mediante las levas o el selector- y Offroad -único modo en el que se desconecta la función Start/Stop.

El tope de gama de la familia Clase X ofrece dos líneas de equipamiento llamadas Progressive y Power (unidad de prueba). En ambas el equipamiento de serie incluye ya aire acondicionado de dos zonas o acceso y arranque sin llave.

La primera de las líneas añade llantas de aleación ligera de 17 pulgadas en diseño de seis radios, detalles cromados, volante y tirador del freno de mano forrados en cuero, asientos en tela negra (opcionalmente en cuero sintético y microfibra Dinámica) o sistema multimedia Audio 20, con ocho altavoces y toma USB, entre otras cosas.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | motor.atresmedia.com

Por otro lado, la versión Power es más generosa en cuanto a equipamiento, sumando más detalles cromados en las defensas o los paragolpes, llantas de 18 pulgadas, faros LED High Performance, molduras decorativas interiores en negro mate con salpicadero forrado en cuero sintético, asientos en cuero/microfibra y ajustables eléctricamente, o sistema Audio 20 con touchpad incluido.

Para terminar, a partir de marzo están disponibles más diseños de llantas para toda la cama Clase X, de entre 17 y 19 pulgadas, así como accesorios de lo más interesantes, entre los que llaman la atención una cubierta para el cajón trasero -ya sea blanda o dura-, raíles en el cajón o protecciones de bajos.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | motor.atresmedia.com

Con un motor V6 de 3.0 litros, esta versión del Clase X no solo sorprende por sus buenas prestaciones, sino también por ofrecer un confort y calidad de marcha sin rivales en el segmento. En carretera no tiene nada que envidiar a muchos SUV en términos de dinamismo.

En conducción off-road mantiene el nivel de confort -en serio- de cualquier turismo de la marca de la estrella. Eso sí, la increíble capacidad que ofrece esta pick-up para atravesar terrenos abruptos sin inmutarte no la tiene cualquier SUV.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | DAIMLER

Pieza clave del tope de gama (Clase X 350d) es su motor diésel V6 de 3.0 litros. Este propulsor de inyección directa y con turbo de geometría variable (respuesta inmediata al acelerador) ofrece un empuje exuberante, con el par motor disponible desde 1.400 rpm hasta 3.200 rpm. Esto es: fuerza disponible a prácticamente cualquier régimen, lo que unido a la respuesta inmediata del acelerador permite conducir con total tranquilidad en zonas con pendientes. Recordemos que esta pick-up acelera de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos; no está mal para 2.133 kg. en báscula.

El consumo mixto oficial del Mercedes Clase X 350d es de 9,0 litros cada 100 km. Como es lógico, la prueba discurrió por todo tipo de carreteras, incluido algún pinito 'off-road' buscando los límites de propulsor y chasis en ambos casos. Así, registramos una media de más de 11 litros. En una conducción más lógica, debería rondar un litro o litro y medio por encima del dato oficial.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | DAIMLER

Volviendo al magnífico V6, éste va ligado de serie a la caja de cambios automática 7G-TRONIC PLUS con levas de cambio en el volante. Esta transmisión de convertidor de par de siete velocidades destaca por su suavidad de uso y rapidez.

Cuatro modos de conducción

En la zona baja del salpicadero, encontramos un selector de modos de conducción denominado Dynamic Select. Este elemento viene de serie en el coche y permite modificar la respuesta del motor, los puntos de cambio de la transmisión y el uso Start/Stop en función del modo escogido: Comfort, Eco, Sport, Manual, Offroad.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | DAIMLER

En cuanto a la transmisión, pero de esa energía a las ruedas, el Clase X 350d viene de serie con la tracción total permanente 4MATIC con reductora de serie y el bloqueo de diferencial del eje trasero opcional. Este sistema de tracción viene equipado con un diferencial central que distribuye la fuerza entre el eje delantero y trasero con un reparto fijo de par del 40 al 60 por ciento. Esta configuración, orientada al eje trasero, garantiza una mejor dinámica del vehículo y mayores aceleraciones laterales en carretera.

El sistema de tracción 4MATIC se comporta con una precisión exquisita. Casi nunca se aprecian pérdidas de tracción al pasar por charcos de relativa profundidad o al atravesar zonas con surcos. La eficacia de este sistema de tracción integral permanente en terrenos complicados está muy por encima de los que solo activan la tracción total en determinadas situaciones.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | DAIMLER

Antes lo citamos de pasada, pero conviene resaltar que con el bloqueo del diferencial trasero opcional se evitan las clásicas pérdidas de potencia por alguna de las ruedas, mejorando la capacidad de tracción de la pick-up en muchas situaciones.

En este sentido, cabe destacar que el Clase X 350d cuenta con hasta tres modos de tracción total:

4MAT: para una mayor dinamismo en carretera

4H: para una mejor tracción offroad

4L: especialmente diseñado para atravesar terrenos abruptos y complicados.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | DAIMLER

Lo más sorprendente de este Mercedes Clase X 350d es su gran versatilidad en todo tipo de terrenos. Se comporta como un SUV en carretera y ofrece unas capacidades offroad inalcanzables para la mayoría de todoterrenos del mercado. No es casualidad, sino a distintos elementos aplicados a ello, como su bastidor de travesaños y largueros, una opción en desuso que sólo se usa en los todoterrenos puros.

En el eje delantero, el Mercedes Clase X incorpora una suspensión independiente de paralelogramo deformado, al nivel de sus competidores generalistas. Pero detrás, la configuración es rígida de muelles helicoidales, una opción que favorece el confort de marcha del vehículo frente a los amortiguadores de ballestas que montan algunos de sus rivales.

Mercedes Clase X d 4MATIC | DAIMLER

El Mercedes Clase X tiene además un ancho de vía superior al de la mayoría de sus competidores: 1.632 milímetros delante y 1.625 milímetros detrás. Esto favorece una gran estabilidad de marcha y permite alcanzar mayores velocidades en zonas reviradas. Para un vehículo elevado y de gran peso, sorprende lo fuerte que te permite entrar en curva.

Respecto al sistema de frenado, el Mercedes Clase X apuesta por unos frenos de disco ventilados de grandes dimensiones en ambos ejes, mientras que algunos de sus rivales montan frenos de tambor en el eje trasero. Esta opción permite distancias de frenado más cortas y una alta capacidad de resistencia térmica.

Mercedes Clase X d 4MATIC | motor.atresmedia.com

Como cualquier otro Mercedes, el Clase X 350d viene de serie con una gran dotación en lo que a asistentes de la conducción se refiere. Los más importantes: Asistente de frenado activo, Detector de cambio de carril, Asistente para señales de tráfico, Programa de estabilización de remolques, Sistema de control de la presión de los neumáticos y Sistema de llamada de emergencia. De forma opcional también se puede optar por una cámara de marcha atrás cuyo coste asciende a 380 €.

El Mercedes Clase X 350d tiene un precio de 55.964 € para particulares, pero sí adquiriésemos el coche con fines industriales (PFF) su coste baja hasta los 40.276 €.

Mercedes Clase X d 4MATIC | motor.atresmedia.com

Estos son los precios del Mercedes Clase X en sus diferentes versiones:

Modelo Motor CV Kw PFF PVP

X 220 d PURE 163 120 27.900 37.133 €

X 220 d 4MATIC PURE 163 120 29.465 40.677 €

X 250 d PROGRESSIVE 190 140 30.180 40.114 €

X 250 d 4MATIC PURE 190 140 30.257 40.215 €

X 350 d 4MATIC PROGRESSIVE 258 190 40.726 55.964 €

Mercedes Clase X d 4MATIC | motor.atresmedia.com

Con el selector de modos de conducción se podrá elegir entre Comfort (modo por defecto cuando se arranca), ECO, Sport (con respuesta más rápida del acelerador y cambios a rpm más altas), Manual y Off-road. En este último, el sistema Start/Stop se desactiva y la respuesta del acelerador se adapta para una respuesta más plana y más fácilmente modulable en conducción todoterreno.

En condiciones normales, la tracción 4MATIC reparte el par en proporción 40/60 con prioridad al eje trasero, pero según las circunstancias de adherencia el sistema puede ajustar dicha proporción hasta el punto de enviar toda la potencia a un sólo eje. Además, la X 350 d 4MATIC viene con reductora y opcionalmente se podrá elegir un diferencial autoblocante para el eje trasero.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | DAIMLER

Y es que Mercedes-Benz ha buscado la alianza con Renault/Nissan para embarcarse en un segmento desconocido para ellos. La Clase X toma como punto de partida la nueva Nissan Navara o Renault Alaskan para estrenarse entre las pick-up, pero buscando usuarios menos profesionales y más enfocados al ocio, aventureros o aficionados al campo con mayor poder adquisitivo.

Salvo zonas obvias como la forma de las ventanillas u otros elementos reconocibles del Nissan Navara, el apartado estético de la Clase X se adapta a las líneas marcadas por el resto de modelos de la marca. La gran estrella frontal domina una parrilla de grandes dimensiones con faros que nos resultan muy familiares y líneas suaves. Los pilotos traseros con tecnología LED y las llantas de aleación de 17 y 18 pulgadas (19” en opción) acaban de rematar un conjunto con mucho sabor a Mercedes-Benz.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | DAIMLER

Es cierto que el interior gana muchos enteros con respecto a sus primas Navara y Alaskan, especialmente en el sistema de infoentretenimiento utilizado, pero a decir verdad tampoco es un habitáculo que sea especialmente brillante comparado con un turismo. Al fin y al cabo la Clase X es un coche de campo y es lógica la ausencia de más paneles acolchados en favor del plástico duro.

Las tapicerías son de calidad y entre los asientos delanteros el mando de control tradicional de los turismos de Mercedes-Benz marca la diferencia con sus homólogas. Las plazas traseras son las típicas de una pick-up, justas pero no demasiado cómodas.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | DAIMLER

El comportamiento es notablemente superior al de las mecánicas compartidas con Nissan. Los 258 CV y 550 Nm de par motor (tan potente como la Volkswagen Amarok 3.0 TDI V6) ofrecen una entrega contundente pero con un tacto excelente en carretera, con respuesta inmediata y un comportamiento de la caja de cambios razonablemente bueno para su propósito. La calidad percibida la conocen bien los clientes de la marca de la estrella.

A sus mandos la Clase X se percibe con una firmeza y confort un punto por encima de la media del segmento. Además de por la puesta a punto del chasis, también se percibe el trabajo de insonorización realizado en Alemania para crear un entorno agradable para los ocupantes. La entrega del motor está muy llena desde abajo y con mucho par en toda la banda útil, dejando por el camino su característico sonido ronco.

Mercedes Clase X 350 d 4Matic | DAIMLER

El resultado es una pick-up que conserva su capacidad de carga de hasta 1 Tm de peso y una 'bañera' donde cabe un europalet pero con un comportamiento más suave, más parecido al de un turismo. Es cierto que cargada hasta los topes, la suspensión de ballestas es más efectiva, pero para un uso principalmente en vacío o con poca carga la suspensión de la Clase X es más confortable en asfalto e igual de competente fuera de carretera.