De manera cíclica, cada cierto tiempo es habitual leer la noticia de alguna batalla publicitaria entre dos marcas automovilísticas que se hace viral, y que normalmente tiene lugar en Estados Unidos, donde la publicidad comparativa o desleal está permitida. Este tipo de acciones publicitarias en las que una marca trata de desprestigiar a otra, y esta otra responde con otro anuncio dejando en mal lugar a la primera se han dado en prensa, en spots televisivos e incluso en carteles situados en plena calle.

El último intercambio de golpes entre dos compañías ha tenido lugar en las redes sociales, concretamente en Twitter, y ha tenido como protagonistas a las marcas alemanas BMW y Mercedes-Benz. Con motivo de la festividad de Halloween, la cuenta de BMW para Estados Unidos ha publicado un tweet en el que dice: “Ahora cada coche puede disfrazarse de su héroe favorito”, acompañando el mensaje de una imagen en la que aparece un Mercedes-Benz Clase E parcialmente cubierto por una lona a modo de disfraz de BMW Serie 5.

La reacción de la marca de la estrella no se iba a hacer esperar, aunque la respuesta ha llegado desde más arriba, desde la cuenta global del grupo Daimler, que de manera ingeniosa ha contestado: “Buena esa. ¡Es un disfraz realmente aterrador! Especialmente esa rejilla del radiador…”.

Ante el ataque de BMW, el conglomerado que acoge a Mercedes-Benz ha hecho referencia en forma de mofa a las enormes rejillas frontales de los últimos modelos de Stuttgart que tanta controversia están levantando últimamente, y que a muchos no convence en absoluto. Quedamos a la espera de ver si BMW responde con otra pulla o si se limita a dejarlo pasar.