Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

ELEMENTOS 100% LEGALES

¿Qué 'avisadores' puedes usar esta Semana Santa para saber la posición de los radares de forma legal?

La llegada de la nueva Ley de Tráfico restringe aún más el uso de detectores de radar, pero aún es posible conocer su ubicación de manera legal

En resumen

Publicidad

La Semana Santa ya está aquí, y con ella los millones y millones de desplazamientos por carretera que la Dirección General de Tráfico tiene previsto que se lleven a cabo. Se trata de una Semana Santa especial: es la primera que se va a vivir sin ningún tipo de restricción más allá de la mascarilla, siendo además la primera que se va a desarrollar bajo la "tutela" de la nueva Ley de Tráfico, un marco normativo que llegó a nuestro día a día hace apenas unas semanas con importantes novedades.

Una de estas modificaciones legales es el endurecimiento de las multas relacionadas con el uso e instalación de detectores o inhibidores de radar, pequeños aparatos cuya función es detectar de manera física la presencia de radares en nuestra trayectoria en el caso de los primeros y, en el caso de los segundos, intentar además anular su funcionamiento para poder atravesar una zona controlada por un radar a la velocidad que queramos sin que suponga una multa.

¿Cómo podemos saber dónde están los radares en Semana Santa?

La realidad es que aún es posible conocer la posición de los radares que la Dirección General de Tráfico tiene instalados en nuestras carreteras, tanto los de tipo fijo como los de tipo móvil. Se trata de información pública, información al alcance de cualquiera que, además, se actualiza regularmente. A través del portal web de la DGT podremos acceder a esa información, en forma de listado, donde Tráfico nos informa de los puntos kilométricos en los que se ubican los radares fijos, así como los tramos en los que el radar móvil puede estar actuando.

No se trata de la única alternativa: las mayoría de las aplicaciones de navegación para smartphone actuales ya cuentan con la posibilidad de, gracias al conocimiento de nuestra posición mediante GPS, acceder a la base de datos de la DGT y avisarnos si estamos entrando en una zona que coincide con una de las direcciones en las que según la DGT puede estar funcionando un radar. Este tipo de indicaciones son perfectamente legales, y su uso está permitido siempre y cuando no suponga un peligro para la conducción: el teléfono móvil debe estar correctamente anclado en el salpicadero y su posición no debe interferir con ningún elemento del salpicadero ni, evidentemente, suponer un problema de visibilidad.

Publicidad