Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

Y que puede generar discordia

La dura multa de la DGT por invadir el espacio de coches eléctricos

Los coches eléctricos cuentan con un contexto concreto para su aparcamiento y carga en espacios públicos, y ocuparlo puede conllevar una multa bastante dolorosa.

Publicidad

Los coches eléctricos son una realidad le pese a quien le pese, y el marco legislativo que les acompaña busca asentarlos de manera total. Es por ello que, aunque en España sea a un ritmo más lento que en otros países, encontramos ciertas medidas que velan por ofrecer un contexto adecuado para el coche eléctrico. Así, la DGT interviene con una dura multa para aquellos que osen estacionar en un plaza de carga de coche eléctrico sin un EV o sin tener intención de cargar. VER VÍDEO.

Y es que, al igual que ocurre con otras plazas destinadas a un usuario concreto, tales como las ideadas para personas con movilidad reducida, hacer un uso indebido conlleva su correspondiente sanción. Los coches eléctricos, que requieren de un contexto concreto, no son menos, y es por ello que los agentes de la ley pueden aplicar una sanción de 200 euros.

Si se nos pasa por la cabeza estacionar en una plaza creada por y para coches electrificados y nuestro vehículo no es eléctrico o no tenemos intención de cargar, estamos atentando contra la Guía Codificada de Infracciones de la DGT. Concretamente contra el artículo 159 que reza de la siguiente manera: “no respetar la señal de limitación relativa a la clase de vehículo para el cual está reservado el estacionamiento de ese lugar.”

Debemos tener muy en cuenta que esta multa no solo está destinada para aquellos que estacionen con un vehículo 100% de combustión, sino también para los usuarios de un coche electrificado -ya sea PHEV o eléctrico- y no pretendan abastecer la batería. Y es que, al fin de cuentas, estas plazas han sido creadas para poder facilitar su recarga y no estacionar, algo que esta clase de vehículos tiene más sencillo al contar con la etiqueta CERO de la DGT.

A su vez, hay que tener en cuenta que, por norma general, estas plazas tienen un tiempo determinado de uso, comprendido, generalmente, entre una y tres horas. De superarlo o ignorarlo, también estaremos exponiéndonos a una sanción, puesto que son cargadores con varias tomas pero accesibles para un solo vehículo.

Publicidad