Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

SUPONDRÍA UNA SUBIDA DE 0,38 CÉNTIMOS

¿Está descartado el impuesto al diésel? Hacienda responde

María Jesús Montero, Ministra de Hacienda, se ha pronunciado sobre la subida de los precios tras la llegada del Ciclo WLTP y acerca del cambio en los tipos impositivos.

Publicidad

Desde el pasado 1 de enero de 2021 España tiene nuevos Presupuestos Generales del Estado poniendo, así, fin a la prórroga de las cuentas de 2018. A principios de diciembre superaron el trámite del Congreso y a mediados hicieron lo propio en el Senado después de unas negociaciones en las que el impuesto al diéselse quedó por el camino… o eso parecía. El Gobierno ha confirmado que no está descartado.

María Jesús Montero, Ministra de Hacienda, ha explicado en una entrevista concedida a Europa Press los asuntos relacionados con la industria del motor que el Ejecutivo tiene sobre la mesa. En primer lugar ha asegurado que van a estudiar una serie de medidas con las que pretenden minimizar, de alguna manera, el impacto negativo que la entrada en vigor del Ciclo WLTP está teniendo sobre el precio de los coches.

En segundo lugar, la titular de la cartera de Hacienda ha confirmado que no se han olvidado del impuesto al diésel. Según explica el “el panorama actual no tiene razón de ser” y por ello, el objetivo es “equiparar de forma paulatina la fiscalidad entre el diésel y la gasolina. España tiene la fiscalidad medioambiental más baja de la Unión Europea y la más baja en diésel de la zona euro”. ¿Cuándo se producirá esta subida? Montero no ha hecho estimaciones, pero sí ha asegurado que se hará “con el acompañamiento del sector”.

Así afectará a los conductores

Tarde o temprano el diésel vivirá una subida impositiva que afectará a muchos conductores. La idea pasa por eliminar la bonificación fiscal del diésel: tras este movimiento, el tipo estatal del gasóleo pasaría de 30,7 céntimos por litro a 34,5. El propio Gobierno, en su momento, llevó a cabo una serie de estimaciones para hacer un esbozo de cómo afectaría esta medida al bolsillo del conductor: supondría un incremento de 0,38 céntimos por litro y afectaría a unos 13,5 millones de vehículos.

Las cuentas del Ejecutivo desvelaron, además, que este cambio en los impuestos del diésel se traduciría, en la práctica, en un aumento de 2,3 euros al llenar un depósito de 50 litros (IVA incluido). Por lo tanto, si un conductor recorre unos 15.000 kilómetros al año pagaría 3,45 euros más al mes y 41,4 euros más a lo largo de los doce meses.

Publicidad