Viajestic » Escapadas

Cádiz, ciudad histórica

Puerta de Tierra: Esta es la historia de una de las grandes joyas históricas de la ciudad de Cádiz

La Puerta de Tierra es uno de los grandes emblemas de la ciudad andaluza de Cádiz. ¿Quieres saber su historia? Estamos seguros de que te sorprenderá.

Cádiz

Pixabay Cádiz

Publicidad

La Puerta de Tierra se trata de una de las grandes joyas que podrás descubrir en la ciudad de Cádiz. Se trata de un espectacular reducto de la que llegó a ser la muralla de la ciudad. Fue levantada, aproximadamente, en el siglo XVIII de la mano de Torcuato Cayón. Su portada es sencillamente brillante, ya que está labrada en mármol.

Por si fuera poco, en sus inicios, la Puerta de Tierra fue concebida como si de un retablo religioso se tratase. Nada que ver con una fortificación militar. Poco a poco, con el paso de los años, se ha convertido en uno de los monumentos más importantes y significativos de Cádiz, que separa el Casco Antiguo con la parte más moderna de la ciudad.

Eso sí, para conocerla en profundidad, tenemos que viajar hasta el siglo XVI. En ese momento se construyó la primera muralla en este lugar. Unos años más tarde, concretamente en 1574, se decidió hacer una ampliación con el fin de protegerlo a través de dos espectaculares baluartes.

Cádiz | Pixabay

Pasaron dos siglos cuando adquirió la forma que tiene ahora. En el centro de esta peculiar construcción observamos una portada de mármol, cuyo diseño es de José Barnola, y data del año 1756. Para la fachada, que nos lleva al interior de Cádiz, se construyó un pórtico a modo de arco de triunfo, donde el mármol es absoluto protagonista.

En 1850 se erigió nada más y nada menos que el Torreón de la Puerta de Tierra. De esta manera, fue considerada como la torre número 57 de la reconocida línea telegráfica óptica de Andalucía, de José María Mathé. Era la forma perfecta para, por ejemplo, enviar mensajes desde el Ministerio de la Gobernación de Madrid, hasta Cádiz, en menos de dos horas. Todo ello, eso sí, si las condiciones atmosféricas eran óptimas.

Este telégrafo tan especial, según confirman muchos escritos, funcionó entre los años 1851 y 1857. En ese momento fue sustituido por la telegrafía eléctrica, cuya estación estaba situada en el conocido Palacio de la Aduana de la ciudad de Cádiz. Tal fama consiguió la Torre de Piedra que, a finales del siglo XIX, llegó a conocerse como la “Torre Mathé” en honor a José María Mathé.

A pesar de lo preciosa que es la Torre y la curiosa historia que hay detrás, en la primera mitad del siglo XX se barajó la posibilidad demoler el conjunto. Así pues, se permitiría un mejor acceso de los vehículos a la ciudad. Afortunadamente, decidieron rellenar los fosos de manera parcial y, además, abrir dos nuevos arcos en el encuadre marcado por la muralla.

Publicidad