Situado en un acantilado entre el pintoresco Port de Sóller y la Sierra de Tramuntana, este complejo, se encuentra en un enclave protegido, lejos del mundo moderno. Un singular hotel cinco estrellas que cuenta con 120 habitaciones y suites con relajantes vistas al mar y a la montaña. Si tienes pensado viajar o escapar de tu rutina por unos días, Mallorca es siempre una opción perfecta, ya sea en pareja, con amigos, o en familia. Las habitaciones del Jumeirah Port Soller Hotel & Spa están distribuidas en 11 edificios, unidos por maravillosos y fragantes jardines, exuberantes pasillos rodeados de naturaleza. Desde tu propio balcón o terraza privada, podrás disfrutar de vistas de postal en cualquier momento del día. Las habitaciones son santuarios que combinan toques de buen gusto de alta tecnología, con un ambiente tradicional. Un amplio balcón con vistas al mar o con vistas a la montaña y aire perfumado de los florecientes jardines pasillos. Las habitaciones del Jumeirah Port Soller Hotel & Spa cuentan con una decoración elegante y disponen de aire acondicionado, conexión Wi-Fi gratuita, TV de pantalla plana vía satélite y balcón privado. También incluyen cafetera y minibar. El comedor está situado al aire libre. El tiempo benigno de la isla nos permite disfrutar de una comida con las mejores vistas. Se puede comer en uno de los cuatro bares o de los dos restaurantes especializados en cocina mediterránea fresca y en tapas españolas. La parte superior de la piscina de borde infinito hacia el acantilado te permite tomar un baño entre el mar y el cielo antes de zambullirte o tomar un aperitivo en el bar situado junto a la piscina. El Spa es muy amplio y, además de tratamientos como masajes, envolturas y exfoliantes, unos rituales únicos, los Rituales Talise están diseñados para mejorar el jet lag, y fomentar la claridad o la conexión entre los socios y amigos. El spa del Jumeirah Port Soller, el Talise, incluye hammam, fuente de hielo, baño de vapor y piscina al aire libre con vistas al valle de la sierra de Tramuntana. Además hay un gimnasio de última generación. Y si viajas con niños, se lo van a pasar en grande en el Barbaroja's Kids Club, siempre atendidos por cuidadores profesionales. Para peques de entre 3 y 12 años. El resort parece flotar entre el mar y el cielo y su enclave sobre un acantilado con vistas al pueblo pesquero de Port de Sóller y rodeado por la sierra de Tramuntana te garantiza una escapada ideal. Valldemossa está situada a 25 minutos en coche del hotel y el centro y el aeropuerto de Palma se encuentran a unos 35 minutos en coche. Un lugar perfecto para desconectar.