Viajestic » Escapadas

ANDALUCIA

Castillo de Marchenilla de Alcalá de Guadaira: todo lo que debes saber de esta fortificación

El Castillo de Marchenilla es uno de los elementos arquitectónicos más espectaculares que podemos encontrar en Alcalá de Guadaira, situado en la provincia de Sevilla.

Castillo de Marchenilla de Alcalá de Guadaira: todo lo que debes saber de esta fortificación

Imagen de Tacan17 en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0 Castillo de Marchenilla de Alcalá de Guadaira: todo lo que debes saber de esta fortificación

Publicidad

No es ningún secreto que Sevilla es una de las provincias de Andalucía que más magia esconde, que más logra sorprendernos en todo momento. Muchos son los municipios que cuentan con una espectacular historia detrás y que, desde luego, merece mucho la pena visitar. Un claro ejemplo lo encontramos en Alcalá de Guadaira.

Entre sus tantas edificaciones para conocer, hay un elemento que sobresale. Estamos hablando, cómo no, del Castillo de Marchenilla. Para conocer los detalles de su construcción debemos trasladarnos al siglo XIII. Por aquel entonces, las incursiones benimerines que venían de Ronda a través del “camino de Morón” fueron justificación suficiente para crear esta fortificación.

Durante la Baja Edad Media, se decidió que el Castillo de Marchenilla se integrara en el señorío de Gandul y Marchenilla. Tiempo después, concretamente en el siglo XIV, pasó a las manos de la familia Velasco, quienes decidieron hacer una ampliación en el castillo. ¡Pero no todo queda ahí!

Y es que en el siglo XVII, para hacer aún más sorprendente esta fortaleza, quisieron construir la capilla de San Isidro Labrador. En ella destaca una espectacular pintura de la Virgen de Guadalupe. El Castillo, en la actualidad, es de propiedad privada y su exterior está completamente alterado para aprovechar la zona para actividades meramente agrícolas. Lo cierto es que, a pesar de todo, estamos ante uno de los castillos más espectaculares que podemos encontrar no solamente en la provincia de Sevilla, sino también en toda Andalucía. ¡Y es algo que se ha ganado a pulso!

Castillo de Marchenilla
Castillo de Marchenilla | Imagen de Juan Luis Jiménez Lillo en Wikipedia, licencia: CC BY-SA 3.0

El Castillo de Marchenilla, a través de sus características

Este recinto presenta una planta prácticamente cuadrada, así como diversos torreones. En cuanto al interior, encontramos un gran número de salas donde las bóvedas de crucería están a la orden del día. Pero si hay un elemento que llama muchísimo la atención es, sin lugar a dudas, su Torre del Homenaje.

Es momento de centrarnos en ella. Tiene una planta rectangular y presenta casi 15 metros de altura. Reforzada en ciertas partes con ladrillos y sillares, está prácticamente construida con otro material: el hormigón. La Torre del Homenaje, además, tiene dos plantas, así como la azotea. Para poder acceder a ella debemos hacerlo por una pequeña puerta situada en la parte sur.

Hay quien dice que este torreón podría ser resto del Calachibencarro, que está situado entre Alcalá de Guadaira y Carmona. Estaríamos hablando de ese primer mojón de los que fueron señalados en el privilegio del rey Alfonso X el Sabio, con el fin de delimitar en la medida de lo posible el término de Carmona.

A lo largo de los años, el Castillo de Marchenilla ha experimentado un gran número de reformas pero también de ampliaciones. Sobre todo en la segunda parte del siglo XV, cuando empezó a formar parte de la familia Velasco. Una de las más significativas la encontramos en la parte norte, concretamente en la construcción de un segundo recinto con dos torreones circulares en los ángulos.

Publicidad