Verona se ha convertido en uno de los rincones italianos más visitados, año tras año. Si estás deseando visitar una de las ciudades más románticas del mundo, hemos querido hacer una lista de esos lugares realmente imprescindibles que tienes que visitar, sí o sí. Después de eso, ¡lo demás está de más!

Casa de Julieta

El primer lugar de la lista para ver en Verona no podía ser otra que la Casa de Julieta. Es el monumento más visitado, qué duda cabe. No tiene mucho que ver con la mítica obra de William Shakespeare ya que, además, ese balcón se construyó allá por el siglo XX. Eso sí, muchos se acercan hasta allí para tocar el pecho derecho de la escultura de Julieta. Si lo haces, volverás a Verona o, incluso, encontrarás el amor verdadero. Está claro que no pierdes nada por probar.

Casa Julieta | Pxhere

Arena de Verona

Es evidente que Julieta se lleva gran parte de la fama, pero el Arena de la ciudad es verdaderamente mágico. En todo su esplendor. Se construyó allá por el siglo I y tiene una capacidad de 30.000 espectadores. Es, sin lugar a dudas, el más grande de toda Italia. ¡Mucho más que el precioso Coliseo de Roma! Allí se celebraban luchas con gladiadores, bailes, ferias, circos, conciertos... Debes conocerlo por dentro para quedarte impactado con su historia.

Arena de Verona | Pxhere

Piazza delle Erbe

O también conocida como la Plaza de las Hierbas. Está ubicado en el corazón de la ciudad italiana. Aquí se ubicaba el Foro Romano y, con el paso del tiempo, se fueron construyendo varios edificios imprescindibles en Verona como son la Torre dei Lamberti, el Palacio de la Razón, el Palacio Maffei, Torre del Gardello, Casas Mazzanti, Fuente de Madonna Verona o, incluso, el Domus Mercatorum. Apunta todos estos lugares, ¡porque deberás visitarlos!

Piazza dei Signori | Pxhere

Piazza dei Signori

Se encuentra junto a la Piazza delle Erbe y es otro rincón precioso de la ciudad de Verona. La Piazza dei Signori (Plaza de los Señores) la encontrarás nada más atravesar el Arco de la Costa. Como curiosidad, mira hacia arriba cuando lo hagas porque verás la costilla de una ballena. Este fue, sin lugar a dudas, el centro del poder político y uno de los edificios más impresionantes tanto de la época como de la actualidad.

Piazza dei Signori | Pxhere

Arche Scaligere

En esta plazuela de Verona encontrarás la Iglesia de Santa María Antica y, por si fuera poco, unos impresionantes monumentos de carácter fúnebre que datan del siglo XIV. Por lo tanto, se trata del cementerio privado de los Scaligeri, una de las familias con más poder de la ciudad italiana. La tumba más conocida es la de Cangrande I, por la espectacular estatua ecuestre ubicada en la parte superior y, por supuesto, por la estatua yacente del propio difunto.

Arche Scaliegere | Wikipedia, Ernesto Sguotti

Puente de Piedra

Es imprescindible cruzar el río Adige por el Puente de Piedra. Es el más antiguo de la ciudad de Verona ya que data del siglo I a.C. El que existe actualmente es producto de una serie de restauraciones puesto que fue realmente dañado durante la Segunda Guerra Mundial. ¡Es verdaderamente espectacular!

Puente de Piedra | Pxhere

Catedral de Verona

La ciudad italiana tiene muchísimos edificios religiosos para ver. Hemos hablado de muchos de ellos, pero destaca la catedral o 'Duomo de Verona'. La Catedral de Santa María Matricolare tiene una gran mezcla de estilos arquitectónicos. Se construyó, en un principio, basado en el románico pero en su interior se aprecian ciertos detalles tanto góticos como renacentistas.

Catedral de Verona | Pxhere

Porta dei Bórsari

Esta puerta fue una de las entradas principales de la ciudad de Verona donde su época romana. Data del siglo I y da paso a una de las calles más importantes como es el Corso Cavour. Si decides caminarla hasta el final, llegarás a otro de los arcos destacables del lugar: el Arco dei Gavi. También data del siglo I y, como su propio nombre indica, fue construida por la gran y poderosa familia de los Gavi.

Porta dei Bórsari | Wikipedia, Jean-Christophe Benoist