Viajestic » Destinos

ITALIA

Tropea es uno de los pueblos más bellos del Mediterráneo

Tropea, en la Costa Bella de Calabria y bañado por el mar Tirreno, es uno de los pueblos más bellos de Italia y un destino de verano espectacular.

Tropea. Calabria. Italia

Pixabay Tropea. Calabria. Italia

Publicidad

Y es que Tropea lo tiene todo: tiene playa, tiene historia, un delicioso clima mediterráneo y una arquitectura imponente además de una gastronomía rica y un ambiente veraniego propio del sur de Italia; y, además de todo esto, es una localidad bellísima desde su costa a su interior que guarda precisamente ahí, en sus serpenteantes callejuelas, un trozo de la historia de Italia.

Tropea. Calabria. Italia
Tropea. Calabria. Italia | Pixabay

Para llegar a Tropea tendrás que viajar a la región italiana de Calabria (la punta de la bota de Italia...) y descubrir este pequeño pueblo de poco más de 6000 habitantes entre Vibo Valentia y Ricadi, te enamorará al primer golpe de vista porque tanto sus acantilados coronados por casas como el monasterio de Santa María de la Isla en un promontorio junto a la playa regalan estampas tan únicas como inolvidables.

Tropea. Italia
Tropea. Italia | Pixabay

¿Qué no puedes perderte de Tropea? ¡nada! es verdad que sus playas te atraparán por sus aguas color turquesa y por su arena fina pero no podrás evitar el deseo de explorar lo que se enconde tras los acantilados que protegen la playa ni descubrir cómo se ve el Tirreno desde el monasterio de Santa María de la Isla, eso será solo el principio de tu aventura en Tropea porque cuando comiences a disfrutar, por ejemplo, de sus miradores, querrás visitarlos todos y cuando te pierdas por sus calles no querrás dejar palacio sin ver, trattoria sin degustar, tienda sin recorrer... Y es que estás en una localidad habitada desde la época romana.

Tropea
Tropea | Pixabay

¿Visitas obligadas? El Santuario Benedictino de Santa María de la Isla, símbolo indiscutible de Tropea; la Catedral, que es de la época romana ha sido restaurada en varias ocasiones a lo largo y ancho de su historia, conserva todavía hoy sus dos portones góticos; el casco histórico de Tropea exige un paseo tranquilo y observador para disfrutar de sus antiguos palacios, algunos a medio conservar y otros convertidos en museos como el Palacio de Santa Clara que es hoy el Museo del Mar; la iglesia de San Demetrio y su maravillosa capilla barroca son también dignos de una visita; y cuando llegue el momento de tomar algo o hacer algunas compras, el Corso Vittorio Emanuele con sus tiendas, restaurantes, talleres de artesanía...

Y por supuesto la playa, pero no solo porque los alrededores de Tropea son tierra de cítricos, viñas y olivos y seguro que también disfrutarás de lo lindo visitándolos.

Publicidad