TecnoXplora » Móviles

MÓVILES

Apple podrá negarse a reparar un iPhone, y es por una buena razón

Los de Cupertino quieren reducir el tráfico de iPhone robados.

iPhone 13

Photo by James Yarema on Unsplash iPhone 13

Publicidad

La reparación de un teléfono es algo que en algunos casos puede ser recomendable. Si el precio del terminal ha sido elevado, es más probable que la reparación pueda tener cierto sentido, todo lo contrario de un móvil de 100 o 200 euros, que, a cualquier reparación mínima, esta sumará gran parte del precio. Los iPhone también se rompen y necesitan ser reparados, a pesar de ese halo de perfección que les rodea. De hecho, Apple cuenta con un potente servicio de reparaciones en sus tiendas. Y ahora hemos conocido que habrá casos en los que la firma californiana pueda negarse a repararnos el iPhone, aunque por una buena razón, eso es evidente.

No habrá piedad con los móviles robados

Tal y como hemos conocido ahora, Apple se negará a robar ciertos iPhone, todos aquellos que hayan sido robados previamente o que consten en las bases de datos de la marca como que se han extraviado. Y es que en ambos casos si se comprueba esta máxima, estaríamos ante un dilema moral que sin duda los de Cupertino han decido solucionar de forma tajante. En un documento enviado a las tiendas de la marca, así como a otros servicios de reparación asociados, que antes de reparar un teléfono se comprobarán distintos aspectos, para poder certificar si el teléfono en ha sido extraviado o robado.

El nuevo iPhone SE de 2022 no está seduciendo a los consumidores, ¿por qué?
El nuevo iPhone SE de 2022 no está seduciendo a los consumidores, ¿por qué? | Apple

Podrían verificar el IMEI del teléfono para comprobar estos detalles, y que no salga es dispositivo en ninguna de las bases de datos donde se encuentran los terminales que se encuentran en alguna de estas situaciones. De esta manera se evitará que quien haya robado un teléfono o se lo haya encontrado en cualquier lugar pueda hacer un uso normal del teléfono. Hasta ahora Apple exigía a los usuarios deshabilitar la función de encontrar mi iPhone, algo que de alguna manera demuestra que somos los propietarios del teléfono.

Todos estos datos del IMEI y la situación del teléfono se consultarán en la base de datos de la GSMA, donde si un teléfono ha sido robado o extraviado, hay muchas probabilidades de que aparezca esa condición en esta base de datos. Por tanto, si en ella aparece como que el iPhone ha sido robado o perdido, directamente se negarán a la reparación. Lógicamente no se podrá evitar que el teléfono pueda ser reparado en otro servicio técnico fuera de los círculos oficiales, pero ya sabemos cómo suele acabar esto. Sobre todo, cuando se utilizan componentes que no son oficiales o legítimos.

En muchos casos el iPhone puede quedar inservible si le cambiamos la pantalla o la cámara de fotos por otra que no sea original. Muchas veces se le ha criticado a Apple por esto, y no es la primera vez que algún usuario se encuentra con mensajes de error o de que no han instalado componentes legítimos después de una reparación. En realidad, que Apple se niegue a reparar estos móviles robados es algo bueno, porque evitará en alguna medida la proliferación de los cacos amigos de los iPhone, y se dedicarán a robar otras cosas si no les pueden dar salida.

Publicidad