TecnoXplora » CienciaXplora

PUEDE SONAR REPULSIVO

Descubren restos de hasta 400 insectos en cada bolsa de té

El ADN de estos animales invertebrados se mantiene durante más tiempo en las plantas secas.

Publicidad

El ADN, o ácido desoxirribonucleico, es un compuesto que contiene toda la información genética de un ser vivo. Incluso es posible encontrar restos de una persona en otra, o ADN de insectos en las bolsitas de té.

Eso es lo que ha descubierto un grupo de científicos de la Universidad de Trier, en Alemania, cuando investigaba la relación entre ambos seres vivos, insectos y plantas, y la huella que dejan los primeros en las segundas. De hecho, observaron que una simple bolsa de té puede contener restos de hasta 400 insectos.

En su estudio, los científicos han podido comprobar cómo insectos como las abejas y las arañas, por ejemplo, dejan en las plantas su ADN al polinizar o tejer sus telas, respectivamente. Además, los investigadores se han dedicado a detectar ese material genético animal en las plantas y sacar conclusiones sobre la distribución de las poblaciones de insectos en Alemania.

Sin embargo, normalmente cuando llueve, el ADN de los insectos se esfuma de las plantas, y ya no se puede detectar. Por ello los científicos acudieron a las bolsas de té, que están fabricadas a base de plantas y frutos ya secos, que sí conservan ese material genético de los artrópodos.

Restos de insectos en las bolsas de té

El equipo de biogeógrafos de la Universidad de Trier desarrolló entonces un nuevo método que permite identificar material genético de los artrópodos en restos vegetales secos y triturados, que dura más que en las plantas frescas. Estos restos se encuentran, por ejemplo, en bolsitas de té, como explican en su estudio publicado en la revista 'Biological Letters'.

En una sola bolsa de té verde llegaron a encontrar más de 400 tipos de insectos, aunque el promedio de las bolsas analizadas fue de 200 artrópodos. Por otra parte, en el total de 40 muestras analizadas, los científicos hallaron hasta 1.200 muestras de especies diferentes.

De entre todo el ADN que encontraron, se halló material genético de mariposas, moscas, arañas, cucarachas y otras especies de insectos detritívoros, herbívoros, depredadores y parásitos.

Entre las muestras de insectos que analizaron había células muertas, saliva y otros desechos de los insectos. Los investigadores detallaron que este tipo de hallazgos son normales, ya que los seres vivos dejan su huella en los lugares donde realizan su vida.

Para qué sirve este hallazgo de insectos en el té

Respecto a su investigación, los científicos no han especificado si tomar té con restos de insectos es peligroso para la salud humana o no. Además, tampoco han sugerido ningún cambio en el modelo productivo de las empresas vendedoras de té en bolsitas.

Sin embargo, los biogeógrafos de Trier sí consideran que este es un nuevo enfoque para investigar a los insectos, aunque actualmente están trabajando para simplificar el proceso. De hecho, podrían empezar a analizar las colecciones almacenadas en los museos y aprender sobre la colonización de los insectos.

SEGURO QUE TE INTERESA:

La cantidad de agua que debes beber al día según la ciencia

Publicidad