TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

HACIA EL FUTURO ESPACIAL

La NASA busca voluntarios para vivir en una simulación de Marte durante un año

La misión para simular las condiciones de vida del planeta rojo comenzará en otoño del 2022

La NASA busca voluntarios para vivir en una simulación de Marte durante un año

Pixabay La NASA busca voluntarios para vivir en una simulación de Marte durante un año

Publicidad

La NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio) publicó el pasado 6 de agosto en su portal Analog Missions el comunicado para reclutar expertos dispuestos a pasar un año entero viviendo en las mismas condiciones de vida que existen en Marte.

Analog Missions es un departamento de la agencia que se encarga precisamente de simular un hábitat determinado del espacio para controlar los posibles efectos que ese ambiente genera en el cuerpo humano. Estas misiones ayudan a la NASA a preparar física, psicológica y emocionalmente a los astronautas para futuras misiones de larga duración. Actualmente, hay 14 misiones en curso de estas características en todo el mundo.

¿Por qué se preparan estas misiones?

A medida que la exploración espacial avanza, la experiencia de los astronautas tiene que evolucionar, y de ahí la necesidad de estas simulaciones de larga duración en tierra. La serie de misiones en Marte – conocida como Crew Health and Performance Exploration Analog – incluye tres simulaciones de un año en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, Texas.

Se pretende apoyar la investigación para desarrollar métodos y tecnologías para poder prevenir y resolver posibles problemas futuros que se encuentren los profesionales en las misiones hacia la Luna o Marte.

Características de la misión

Cada misión constará de cuatro miembros que vivirán y trabajarán en un módulo de casi 160 metros cuadrados diseñado e impreso en 3D por la empresa ICON. El módulo, llamado Mars Dune Alpha, simulará los retos de una misión en Marte: la limitación de recursos, los fallos en los equipos, los retrasos en las comunicaciones y otros factores de estrés ambiental.

Las tareas de la tripulación pueden incluir caminatas espaciales simuladas, investigación científica, uso de realidad virtual y controles robóticos, e intercambio de comunicaciones. Los resultados proporcionarán importantes datos científicos para validar los sistemas y desarrollar soluciones.

¿Quién puede presentarse?

La NASA busca ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes que no sean fumadores. Los voluntarios deben tener entre 30 y 55 años y tienen que dominar el inglés para que la comunicación entre tripulación y control sea eficaz. La participación en este proyecto está remunerada.

Además, es necesario tener un máster en un campo STEM (en inglés hace referencia a Science, Technology, Engineering and Mathematics). Es decir, contar con una formación superior en ingeniería, matemáticas, ciencias biológicas, físicas o informáticas de una institución acreditada.

Asimismo, se requieren, al menos, dos años de experiencia profesional en el campo de especialización del máster cursado o un mínimo de mil horas pilotando un avión. También se tendrá en cuenta a las personas que hayan trabajado durante dos años para realizar un doctorado en cualquiera de las áreas STEM.

Los licenciados en medicina o en aviación podrán presentarse como voluntarios. También, los oficiales militares con una experiencia mínima de cuatro años pueden ser considerados.

El proceso de selección puede durar hasta 13 meses. Los finalistas se someterán a evaluaciones médicas, pruebas psicológicas y exámenes psiquiátricos para determinar su idoneidad para una misión de aislamiento de larga duración, física y mentalmente exigente. La NASA se hace cargo de todos los exámenes y sus correspondientes gastos asociados.

Por último, se excluirá a aquellos candidatos que padezcan alguna alergia alimentaria o trastornos gastrointestinales, ya que no podrían ser acomodados en una misión de larga duración.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Objetos que usas en tu día a día y que no sabes que fueron inventados por la NASA

Publicidad