La firma de Mountain View es una de las más activas en el planeta a la hora de fomentar la investigación y desarrollo de proyectos que puedan ofrecer un uso más responsable de la tecnología. Estamos acostumbrados a escuchar que como todo, el uso en exceso de la tecnología es algo nocivo para nuestra salud, y sobre todo para nuestras relaciones sociales. Uno de los últimos experimentos de la incubadora de proyectos de Google, busca precisamente alejarnos del smartphone, utilizando de nuevo métodos de toda la vida que pueden ayudarnos a depender menos de él, un proyecto que se basa en algo tan curioso como un móvil de papel.

¿Un móvil de papel?

La verdad que es un concepto chocante si solo nos quedamos en el nombre, pero algo bastante ingenioso si vemos el vídeo que acompaña a este nuevo proyecto, que ha llegado junto a varias nuevas apps de Google para utilizar de manera más responsable y saludable las nuevas tecnologías. Evidentemente no estamos hablando de un teléfono móvil como tal, plenamente funcional con un cuerpo de papel, sino que el concepto es mucho más básico, y bastante más ingenioso. Digamos que a partir de una app, elegimos la aplicación que queremos llevar impresa en el bolsillo.

O mejor dicho, qué tipo de móvil y qué información queremos llevar con nosotros ese día en la forma de un móvil de papel. Desde el propio móvil se elige la información, y esta se envía a una impresora donde se imprime una especie de croquis con lo que sería un teléfono móvil plegado en un folio A4 estándar. En ese folio se pueden imprimir las citas de la agenda del día, también podemos ver el mapa con las indicaciones a un determinado lugar, incluso podemos pagar con este teléfono de papel. Toda vez que la zona designada para colocar una tarjeta contactless la acerquemos al TPV del establecimiento para pagar.

Por tanto, no es un móvil vivo, en el que tocamos una pantalla y vemos todos los detalles de nuestro día, sino que es un papel doblado, que en cada una de sus caras tiene el contenido de alguna app. Por tanto, solo tenemos que llevarlo en el bolsillo ese día para que no sea tan útil como un teléfono móvil tradicional. Además, cada día podemos cambiar los contenidos, ya que se imprime una hoja distinta, con esos contenidos actualizados, y de otras apps que sean necesarias en ese momento. Por tanto sí, es posible tener un móvil de papel, algo que como es lógico no va a sustituirlo, pero si complementarlo para ayudarnos en nuestro día a día sin depender tanto de la pantalla.

De momento es solo un experimento, pero ya podemos acceder a él descargando la app que se ha publicado en Google Play, y que nos permitirá crear desde ya el primero de nuestros smartphones de papel. Sin duda un proyecto interesante que nos da otra perspectiva del dispositivo que nos acompaña todos los días a todas horas.