En estos días de confinamiento masivo en millones de hogares en todo el mundo y con los colegios cerrados, se ha convertido en una tarea casi titánica que los padres compatibilicen sus tareas profesionales con las docentes, al tener que llevar parcialmente el vacío dejado por los profesores con este distanciamiento social. Un trimestre entero que en España se va a perder en lo presencial, y que lógicamente van a notar los más pequeños en su aprendizaje y la velocidad a la que asimilan sus conocimientos. Por eso son tan importantes aplicaciones como las que ha lanzado hoy Google en España, que están centradas en enseñar a los niños más pequeños a leer, o al menos a reforzar su lectura de una manera divertida.

¿Qué nos ofrece Read Along?

Google ha anunciado el acceso anticipado a esta aplicación en 180 países, entre los que está España. Esta ya se encontraba disponible en Estados Unidos, pero ahora además de en estos países, podemos disfrutarla también en Español, lo que para una aplicación de este tipo es imprescindible. La aplicación se puede descargar desde la Play Store y busca ofrecer un apoyo a niños de más de cinco años a la hora de leer, de tal manera que sirva como una manera más distendida y divertida de reforzar los conocimientos que ya han adquirido los más pequeños en sus escuelas. No es una app como tal para aprender a leer, sino que es muy útil ahora que no se puede acceder a las clases presenciales para poder mejorar la lectura y la comprensión lectora de los más pequeños.

La app llegó inicialmente a India, donde se denominó Bolo, y lo que permite a los más pequeños es desarrollar sus habilidades de lectura de forma independiente con la ayuda de un compañero de lectura en la aplicación llamado Diya. Esta app cuenta con un sofisticado sistema de reconocimiento de voz que es capaz de saber si el alumno está leyendo los textos con dificultades o bien lo está haciendo a la perfección. Diya, esa niña virtual que acompañará a los pequeños por este viaje, siempre está disponible para que los más pequeños puedan repasar cómo se pronuncian determinadas palabras u oraciones. Los padres podemos crear diferentes perfiles de aprendizaje para nuestros hijos, si tenemos varios.

No es necesaria conexión

Una vez que hemos descargado Read Along en nuestros dispositivos, es posible utilizar la app sin necesidad de una conexión a Internet. Por tanto en este aspecto también ayuda a aquellas familias donde no sea tan sencillo acceder a una conexión a Internet, ya que no es necesaria salvo para la descarga original. Es una app segura, porque no se necesita un inicio de sesión, y porque además no se envía dato alguno a los servidores de Google, tan siquiera los audios de la voz de los pequeños que se analizan para conocer el nivel de lectura son enviados a servidor alguno. Así que si tienes hijos en edad de aprender a leer, por encima de los cinco años, esta app puede ser un buen refuerzo para todo lo que está aprendiendo en las aulas, y sobre todo ahora que no puede acceder a ellas.