Cuando hablamos de seguridad en el móvil, o en los ordenadores, hay un consejo en el que siempre hacen especial énfasis los expertos, y es el de utilizar siempre fuentes fiables a la hora de instalar una aplicación, o adquirir un antivirus, o cualquier otra medida de seguridad. Y en España, por suerte, tenemos el llamado Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) que nos echa una mano cuando tenemos algún asuntillo peligroso del que preocuparnos, con una página web que os mantiene informados, da consejos y, en caso de haber sido víctimas de algún fraude, asesora para que sepáis qué pasos debéis seguir.

Pues bien, ahora todo ese conocimiento y cobertura que ofrece se ha transformado en una app que, de momento, solo está disponible en Android, y que os va a permitir analizar vuestros terminales para saber en qué problemas de seguridad estáis incurriendo. No se trata tanto de que nos elimine los virus del smartphone, como de hacernos conscientes de lo lejos que estamos de llevar en el bolsillo un terminal 100% seguro.

Mira lo que estamos haciendo mal

Como os decimos, Conan Mobile es la materialización de todos los consejos que ofrece el INCIBE en su página web oficial pero adaptados al formato app y con nuestro smartphone como banco de pruebas. Si queréis utilizarla para ver qué tal tenéis la salud de vuestro teléfono, solo tenéis que descargarla desde aquí, y ponerla en marcha.

Conan Mobile, la app oficial del INCIBE | Tecnoxplora

Lo primero que nos pedirá es que hagamos un análisis del terminal. Tardará unos segundos y tras solicitarnos que activemos el permiso de mostrar información sobre otras aplicaciones, terminará por aparecer en pantalla una especie de resumen con todo lo que ha encontrado. Y ya os avisamos que, casi con total seguridad, veréis todo un rosario de colores amarillos y rojos que denotan alerta. Peligro. Como nos ha ocurrido a nosotros (en las capturas podéis comprobarlo).

Conan Mobile, una vez que os pone frente al espejo de esos problemas encontrados, os dará recomendaciones que os servirán para ir cerrando potenciales agujeros de seguridad. Estos tienen que ver con las conexiones a redes WI-Fi inseguras, la detección de envío de SMS y llamadas a números de tarificación especial, modificaciones del fichero hosts, la instalación de paquetes maliciosos o sospechosos, la identificación de conexiones potencialmente peligrosas, conexiones de red realizadas por las aplicaciones (IP destino, servicio asociado, geolocalización, información ampliada sobre la IP destino) o la identificación de si desde nuestra conexión a internet se ha detectado algún incidente de seguridad relacionado con Botnets (Servicio AntiBotnet).

La gran ventaja de esta app es que no solo se queda en el papel de chivato de los problemas sino que, como definen sus desarrolladores, luego tiene un "servicio proactivo", que consiste en un "seguimiento en tiempo real de eventos de seguridad en el dispositivo y notificaciones en la barra de estado" ante determinados casos. Por lo que, de alguna manera, estaremos siempre protegidos y alerta de que no aparezca un mensaje que nos obligue a tomar medidas inmediatamente.