Las tiendas digitales se han convertido en un medio más para hacernos con distintos contenidos para multitud de nuestros dispositivos. A lo largo de los años ha habido bastante confusión acerca de los derechos que nos amparaban a la hora de hacernos con un producto a través de una de estas tiendas, pero estos gozan en su totalidad de los mismos derechos con los que adquirimos productos en una tienda física, aunque como es lógico con las limitaciones que impone el formato digital. Y si te estás preguntando si es posible recuperar el dinero de una app o juego que acabamos de comprar, la respuesta es clara, sí, es posible.

Así puedes pedir un reembolso

A todos nos ha pasado, que hemos descargado un juego o app muy prometedora, pero que al poco tiempo de haberla adquirido nos hemos dado cuenta de que no era probablemente lo que esperábamos. Sea por la razón que sea, podemos vernos en la tesitura de querer devolver una de estas compras, y si estás aquí, es que no tienes la seguridad de saber cómo se puede pedir este reembolso y cómo se efectúa cuando lo pedimos. Pues bien, para ello, lo que debemos tener en cuenta son las limitaciones que presenta este método de reembolso. Ya que en el caso de una app o juego, tenemos 48 horas para poder devolverlo, siempre que las horas o minutos de uso de la misma hayan sido muy limitados.

Se entiendo que un juego que hemos jugado apenas cinco minutos no nos ha permitido poder terminarlo y devolverlo después, ya que la picaresca siempre está ahí, y no faltarían personas que se acabarían un juego en ese plazo para obtener el reembolso. Así que ten en cuenta que el uso debe haber sido prácticamente nulo. En el caso de otros contenidos como son la música o las películas, tenemos hasta siete días para poder pedir el reembolso, siempre que no hayamos iniciado su visionado, si por error hemos comenzado a ver alguno de esos contenidos, no podremos obtener el reembolso.

Una vez que tenemos claros esos plazos y sabemos que no los violamos, podemos entrar en Google Play, y dirigirnos a la app, juego, película o libro que hemos comprado por error. En la parte superior de la página de ese contenido veremos dos botones bien diferenciados, el de la izquierda es el que nos interesa, y es en el que podemos leer “Obtener reembolso” paso tras el cual se nos advertirá de que el contenido se va a desinstalar del teléfono para poder optar a él. Cuando el reembolso sea aceptado, que es algo que se puede producir en cuestión de minutos, recibiremos una notificación. El dinero será entonces abonado mediante el mismo método que pagamos la compra. Por tanto, se abonará en el saldo de la tarjeta con la que lo hemos comprado en Google Play, y se hará de manera automática una vez que se ha aprobado ese reembolso.