TecnoXplora » Apps

Apps

Algunas empresas y organizaciones dejan de utilizar Zoom para sus videoconferencias

Las malas noticias que ha protagonizado en los últimos días le están empezando a pasar factura.

Publicidad

Seguro que recordáis lo ocurrido en la última semana alrededor de Zoom, la aplicación de videoconferencias y chats que más se ha descargado, tanto para ordenador como en dispositivos móviles, y que tras la explosión de la crisis del coronavirus ha conseguido desbancar de los Tops a clásicos como Facebook, Twitter o WhatsApp. Pues bien, la creación de de Eric Yuan se encuentra en su peor momento de reputación y no se sabe muy bien cómo van a trabajar para devolver la confianza a sus usuarios.

La noticia es que tras todas esas informaciones, algunas escuelas de los EE.UU. que la estaban utilizando han decidido darse de baja de la plataforma y no seguir usándola mientras no se aclaren todos los problemas de seguridad que han sido reportados. Se trata de colegios de Nueva York y del condado de Clark, en Nevada, así como otras instituciones como la de Edmonds en Washington o Alpine en Utah. Todas han comenzado a prohibir Zoom para sus reuniones corporativas de manera inmediata, migrando todas sus herramientas hacia alternativas de otras marcas.

Zoom, la aplicación de videoconferencias en grupo | Zoom

Y precisamente, esa aplicación que han encontrado para sustituir a Zoom es la de Microsoft. Se trata de Teams, que es una de las muchas que ya se venían utilizando en los últimos tiempos pero que se vio sorprendida por el empuje de Zoom y su capacidad para albergar reuniones y conferencias en tiempo real para más de 100 asistentes a la vez. Todo un hito que llamó la atención de aquellos grupos especialmente numerosos que buscaban una solución barata. Tanto que, por la crisis del coronavirus, pasó a ser temporalmente gratis.

Zoom trabaja en solucionar los problemas

Desde la compañía ya han pedido efusivas disculpas a todos sus clientes, avisando a continuación de que trabajan a marchas forzadas para corregir todos bugs descubiertos. Tanto es así que a los fallos de seguridad descubiertos, que ponen en peligro ordenadores con Windows 10 y macOS, se les unen los de privacidad en muchas de sus conversaciones, que pueden ser potencialmente espiadas fácilmente. A tanto llega que un equipo de investigadores consiguió la semana pasada colarse en más de 2.000 reuniones ya celebradas, con el consiguiente peligro que eso supone para empresas que trabajan con el desarrollo de productos y propiedad intelectual. Eso sin olvidarnos de que la plataforma también adolece de problemas que permitirían a un atacante hacerse con el control de la cámara y el micrófono.

A todo lo anterior hay que unirle la polémica alrededor de la app para iOS, que fue una de las primeras muescas en la credibilidad de la compañía, cuando se conoció que su privacidad estaba en entredicho. ¿La razón? El envío sistemático de datos personales y de uso de los usuarios de Zoom a Facebook. Una práctica que no estuvo nunca respaldada (mientras se produjo) por un aviso concreto y explícito que pusiera en conocimiento de sus usuarios de este hecho, así como unas condiciones de uso claras que los advirtieran.

Publicidad