En una serie de fantasía como 'Juego de Tronos' todo tiene que remar a favor para que nos creamos que ese mundo imaginario existe y entremos de lleno en su historia. Las localizaciones, los efectos especiales, el atrezzo y, por supuesto, el vestuario. La ropa siempre es un elemento indispensable a la hora de establecer las bases de un mundo de ficción. En el caso de una serie tan mastodóntica como 'Juego de Tronos', el trabajo que se llevó a cabo a lo largo de sus ocho temporadas fue titánico. Cientos, literalmente, miles de diseños para vestir tanto a los protagonistas como a los numerosos extras que protagonizaron muchas de sus batallas y sus escenas multitudinarias. Y no solo eso porque cada protagonista no lleva solo un modelito en toda la serie y ya está. Vamos a desgranar la importancia del diseño de vestuario de esta serie. Todos sus secretos y sus anécdotas.

Michelle Clapton

Para empezar, el diseño de vestuario de 'Juego de Tronos' no se entendería sin su participación. Fue la jefa del departamento de vestuario durante las primeras 5 temporadas. Tras su marcha fue April Ferry la que se encargó de vestir a todos los personajes de la serie, pero las bases ya estaban puestas. Michelle Clapton habló con George R. R. Martin durante la génesis de la serie. De hecho, existe un episodio piloto no emitido donde Clapton consultó con Martin la apariencia de la mayoría de los personajes y las casas principales (los Stark, los Lannister... etc.). A pesar de ponerse de acuerdo en lo básico, el autor de los libros no se pasó muy a menudo por el departamento de vestuario así que dio al equipo de Clapton una libertad suficiente como para que fuesen ellos mismos los que diseñasen el vestuario.

Michelle Clapton rodeada de algunas piezas del vestuario de 'Juego de Tronos'.

Un departamento enorme

Clapton declaró en varias ocasiones que, incluidos todos los miembros, desde los principales diseñadores, bordadores y peluqueros hasta limpiadores, envejecedores, clasificadores y ajustadores, etc... en el departamento de vestuario 'Juego de Tronos' trabajaron unas 100 personas más o menos. La propia Clapton estimó que cualquier episodio de la serie necesitó alrededor de 700 disfraces individuales, especialmente para esas escenas de cientos de extras que formaron ejércitos o multitudes en las principales ciudades. Es verdad que no recibían la misma atención que los personajes principales, pero el trabajo estaba ahí.

De esas 100 personas que trabajan en el departamento de vestuario, hay un equipo de aproximadamente 10 que se encarga a tiempo completo en envejecer las ropas y los vestidos para que estos muestren el uso y el paso del tiempo y tengan un aspecto verosímil. En un mundo tan sucio y tan crudo como el de 'Juego de Tronos', si el vestuario pareciese siempre nuevo no sería creíble. Es verdad que las familias ricas y poderosas tienden a usar ropa nueva y limpia, pero el resto no. Por ejemplo, cuando Arya viaja por las Tierras de los Ríos disfrazada de plebeya, estas están muy gastadas y manchadas de barro. Así lo explicaba la propia Clapton:

"Todos los disfraces están envejecidos, ya sea añadiendo un poco de sudor a un vestido nuevo o una prenda hecha harapos. Este es uno de los aspectos más importantes en el departamento de vestuario. Contamos con un equipo de aproximadamente diez personas, incluidos pintores y artistas textiles, cuyo trabajo es envejecerlos apropiadamente".

Algunos de los bocetos de Michelle para personajes como Ned Stark o Sansa.

El vestuario y la narrativa

Más allá del envejecimiento, en 'Juego de Tronos' el vestuario nos cuenta una historia. En primer lugar, ayuda a establecer una apariencia única para cada uno de los Siete Reinos y otras regiones del mundo facilitando a los espectadores distinguir entre personajes que sean del Norte, de Desembarco del Rey o del otro lado del Mar Angosto. Cada vestuario en concreto también está influido por la naturaleza de cada región, brindando así más detalles visuales sobre cada una de ellas. Por ejemplo, el norte es un lugar siempre muy frío pero no muy rico, por lo que el estilo de ropa de los Stark se conforma principalmente con pieles pesadas con pocas joyas, mientras que en las tierras del sur de Poniente, hay abundancia de metales preciosos, por eso el estilo de ropa de los Lannister consta de más placas de metal y joyas.

Otro punto que se ha tenido en cuenta a la hora de vestir a los personajes de la serie reside en que las familias principales marcan tendencia dentro de los Siete Reinos. Es decir, ellos establecen la moda que usa el resto de ciudadanos. La corte real en Desembarco del Rey es el lugar donde se desarrollan las rivalidades entre las facciones políticas de los diferentes reinos. Por lo tanto, los personajes que tienen una gran influencia en la corte real se convertirán en creadores de tendencias populares. Algo que dará como resultado que los señores menores, los cortesanos e incluso las doncellas imiten sus modas. Por el contrario, a medida que los personajes pierden influencia en la corte real, menos cortesanos imitarán sus modas. Otro ejemplo: durante las temporadas 1 y 2, todos los cortesanos de Desembarco del Rey imitaron los estilos de ropa de la reina Cersei Lannister. Sin embargo, a medida que avanzaba la Temporada 3, más y más cortesanos de fondo comenzaron a cambiar gradualmente a las nuevas modas de Margaery Tyrell, para reflejar su creciente influencia social y política a expensas de Cersei.

La evolución del vestuario y los personajes

La propia Michelle Clapton ha subrayado en numerosas ocasiones que para ella y su equipo es capital poder marcar el crecimiento de los protagonistas a través de su vestimenta. Es otra forma de darle seguimiento al entorno de cada uno. Y, para conseguirlo, más del 90% de los vestidos se realizan desde cero. Donde más se notó esta evolución durante las 8 temporadas de la serie fue en los personajes femeninos.

Si nos fijamos en Daenerys Targaryen, por ejemplo, comienza con prendas sencillas, claras y discretas. Pero según van avanzando los episodios y las temporadas, su vestuario se va retorciendo y complicando. Esos vestidos vaporosos se convierten en piezas más complejas con colores más oscuros y en las que no se nos puede escapar un detalle importante: siempre lleva un pantalón debajo de cada vestido que da muestras de la importancia que ha ido ganando en la serie y en su rol como aspirante al Trono de Hierro. A partir de la 7ª temporada se nota mucho. Una de las prendas que más furor causaron entre los fans fue el abrigo blanco y rojo que viste al viajar más allá del Muro y que da muestras de su poder y su afinidad con Jon Nieve (al fin y al cabo el rojo representa al fuego de sus dragones y el blanco al hielo del Norte, del Muro).

El abrigo de Daenerys que causó furor en las últimas temporadas.

En cuanto a Cersei Lannister, su evolución como personaje se nota también muchísimo en su vestimenta. Va cambiando de los colores rojizos de la casa Lannister y las formas ceñidas y escotadas de las primeras temporadas a la sobriedad y el luto del negro en las últimas. Tanto por todo lo que le ocurre a su personaje como a la amenaza de Daenerys y el resto de casas de Poniente que ponen en jaque su reinado.

Así evolucionó el vestuario de Cersei Lannister.

Las hermanas Sansa y Arya Stark evolucionan de llevar una vida tranquila en Invernalia como las niñas que eran a tener que crecer a marchas forzadas y por obligación por culpa de todas las desgracias que les ocurren a través de las temporadas. Sus abrigos y sus múltiples capas de ropa así lo atestiguan. Clapton nos da detalles sobre esto: "Sansa, en especial, nos habla con su vestimenta aunque no nos demos cuenta. Por ejemplo, después de soportar las vejaciones de Ramsey en la 5ª temporada, ella aparece con este cinturón que atraviesa todo su cuerpo, en una clara señal de mantener una barrera entre ella y los demás".

Detalle del cinturón de Sansa Stark en la temporada 6 de 'Juego de Tronos0'.
Vestido de Arya Stark en las últimas temporadas de las serie.

Sansa ejemplifica a la perfección esa narrativa a través del vestuario que defiende Michelle Clapton. Poniendo como ejemplo el vestido que utiliza en su boda con Tyrion Lannister, Michelle explica que ésta pieza narra la historia de su vida. Se puede observar que el cinturón tiene un lobo y un salmón, los símbolos de las casas de su padre y de su madre, los Stark y los Tully. Pero en la espalda acecha un león, explicitando el momento en el que cae en las manos de la familia Lannister y a quien en ese momento les debe fidelidad. Por no hablar del color. Un dorado Lannister muy alejando de la sobriedad de los colores Stark.

Así lucía Sansa en su boda con Tyrion Lannister.

En cuanto a ellos, Tyrion por ejemplo muestra su evolución constante desde que se separa de los Lannister y se convierte en una persona solitaria y Mano del Rey de Daenerys. Cambia los colores rojos y cobrizos de su casa por trajes oscuros, sobrios y, sobre todo, más simples.

Tyrion, portando los colores de su familia, los Lannister.
Tyrion, siguiendo a Daenerys, después de haber huido de su familia.

Todo reside en los detalles. Como por ejemplo con el personaje de Jon Nieve. Cuando ostenta tanto poder en las últimas temporadas de la serie, se refleja en el grueso abrigo que porta. Con él puesto denota fortaleza y la importancia de su rango. Pero cuando se lo quita, por ejemplo, cuando va a visitar a Daenerys, su energía es distinta. Es más cercano. Sin embargo cuando se reúnen con Cersei al principio de la última temporada, lo lleva puesto.

Así vistió Jon Nieve en el final de 'Juego de Tronos'.

Curiosidades

Os dejamos por aquí unas cuantas curiosidades relacionadas con el vestuario de la serie.

- La capa que lleva Jon Nieve en las últimas temporadas es realmente una alfombra de Ikea. Michelle Clapton reconoció haberlas comprado en la tienda sueca y la propia Ikea se hizo eco de ello en las redes sociales explicando cómo convertir su alfombra en una réplica exacta de la del personaje de la serie.

- Se calcula que, por cada una de las ocho temporadas de la serie, se realizaron más de 120 diseños de vestuario para los personajes principales. Evidentemente no tenemos en cuenta los diseños de todos los personajes episódicos y de los extras. Ahí, la cifra se dispara sin control.

- El equipo total involucrado en el diseño de vestuario de la serie asciende a una cifra que oscila entre las 80 y las 100 personas.

- La parte más difícil de cuadrar para el equipo de Clapton residía en respetar la continuidad y el rácord de la serie. Hay que tener en cuenta que las escenas de los episodios no se ruedan seguidas. Un día puedes grabar una escena con la ropa sucia y la siguiente en la cronología de la serie puede grabarse unos meses después según esté estipulado en el plan de rodaje. Hay que tener perfectamente claro qué manchas tenía esa prenda y reproducirlas tal cual o al revés. Puede que unos meses después se ruede la escena inmediatamente anterior y que esa misma ropa tenga que estar limpia.