Desde hace cuatro años, la familia de Natalia y Kepa acoge cada verano a Galyna, una niña ucraniana de Chernóbil de 11 años. Esta familia de San Sebastián está muy preocupada, puesto que, en plena invasión rusa y aunque no paran de llamar, no saben nada de ella desde hace ya muchos días: "Para nosotros es una hija más", explican.

Su hermanito de acogida, Mateo, no puede reprimir las lágrimas cuando intenta hablar de Galyna. Su hermana Sofía le consuela, pero ella también está muy preocupada: "Hace mucho que no sabemos de ella, entonces me preocupo. No sé qué le está pasando o qué está viviendo", explica la pequeña, que piensa ya en el "abrazo muy fuerte" que le dará al reencontrarse. Puedes conocer su testimonio en el vídeo que ilustra estas líneas.

¿Cómo quedaría Ucrania tras una negociación con Rusia?

Kiev y Moscú siguen negociando, pero, si el ejército ruso continúa avanzando, el Kremlin podría ampliar sus exigencias para firmar la paz. Alejandro López advierte en este vídeo de laSexta Columna incluso de un posible escenario de partición del territorio ucraniano: