La mayor parte de los hogares tienen contratada más potencia eléctrica de la que necesitan, según un estudio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) citado por 'eldiario.es'. Este apunta que a un 78,2% de los hogares les sobra potencia en el periodo valle de consumo y al 65,2% en las horas punta. Según la encuesta, la potencia media contratada se sitúa en los 4,1 kilovatios.

El portavoz de la OCU, Enrique García, señala en Más Vale Tarde que las compañías eléctricas tienden a hacer recomendaciones "un poco al alza" a sus clientes sobre qué potencia contratar, pero aconseja ser "prudentes": "Hay que optimizar la potencia, pero sin pasarse", avisa.

En este sentido, precisa que en estos momentos "la potencia tiene relativamente poco peso" en la factura porque esta está "alterada" por la reducción de cargos en la que estamos, en un momento en que el precio de la energía pesa "mucho más" que la potencia contratada.

"Cuando estemos en un periodo normalizado, sí que es importante", agrega, no obstante, apuntando que "reducir un kilovatio supone una reducción de 30 euros al año en horario punta", mientras que en el horario valle supone solo un ahorro de un euro, porque tener una potencia muy alta en las horas más baratas "ahora mismo no es muy caro" y está pensado de cara al futuro para cargar los coches eléctricos con un menor coste.

García, sin embargo, alerta: "Cuidado, resulta fácil bajar la potencia, subirla no tanto". A este respecto, recuerda que si bajas la potencia y es más baja de lo que necesitas, saltan los plomos y se apaga la luz. "Si quieres subirla aquí las compañías ya ponen pegas y exigen un nuevo boletín de instalación que tiene unos costes", apunta. Así, recomienda acudir al comparador de la CNMC o al de la OCU y consultar cuál es la potencia óptima.