HUYERON TRAS LA GUERRA CIVIL

HUYERON TRAS LA GUERRA CIVIL

Perpignan, la vía de escape de medio millón de españoles exiliados que se convirtió en pesadilla: "Que se reconozca el sufrimiento"

Más de 500.000 españoles huyeron a Francia cuando las tropas franquistas alcanzaron Cataluña. Tras ello, la lucha incesante de los soldados republicanos y toda una población civil se vio truncada en el país vecino.

laSexta.com | Madrid | 06/03/2019

Gonzo se ha trasladado hasta Perpignan para dar homenaje al medio millón de españoles que huyeron a Francia en el movimiento conocido como 'La Retirada'. Todos ellos esperaban encontrar allí un lugar en el que estar a salvo del régimen franquista, sin embargo el Gobierno del país les encarceló en duros campos de internamiento.

Jordi Font es una de las personas que conoce de cerca el exilio. El director del Museo del Exilio de Jonquera, en Girona, ha asegurado que el nombre del éxodo se debe a la retirada del ejército republicano catalán, que tuvo que huir a Francia tras la ocupación franquista del territorio. Junto a todos ellos había población civil: niños, mujeres y heridos que partían con ellos.

La población civil partía de un país que ya había atravesado tres años de guerra, y las tropas que se retiraban lo hacían desde la misma lucha. Las condiciones de la huida fueron, cuanto menos, precarias. A todo ello se sumaba el frío invernal y el cansancio de una guerra incesante que les obligaba a marcharse de su propio hogar.

Francia era entonces un camino de huida a cientos de kilómetros que, lejos de convertirse en realidad, acabó siendo una pesadilla: al llegar, todos fueron trasladados a campos y posteriormente a la costa mediterránea del sur de Francia, por el miedo de que los ideales de los españoles provocaran una "epidemia" en el país galo.

Los primeros meses fueron los más duros, Font narra como "no había donde refugiarse del viento, de la lluvia, del frío", ni tampoco cómo cubrir las condiciones básicas de higiene.

Los refugiados españoles, en Francia desde que los republicanos pierden la Guerra Civil en 1939, tuvieron además una gran piedra en el camino: la Segunda Guerra Mundial. A partir de entonces Francia se ve inmersa en el conflicto internacional, y el 60% de los 500.000 refugiados regresan a la península. Otra pequeña parte, compuesta por unas 5.000 personas, optan por alistarse a la legión extranjera, mientras que el resto intenta subsistir allí, pero llega la invasión nazi de 1940.

Unas 10.000 personas tendrán que volver a pagar por sus ideales y serán encerrados en campos de concentración de los líderes alemanes. Allí murieron entre 5.000 y 6.000 de ellos.

Jordi Font tan solo pide una cosa respecto a la memoria histórica: "Que el sufrimiento que estas personas atravesaron por su posición ideológica sea reconocido".

La vida de Lluisa Miralles también se vio truncada por las tropas franquistas, tras la guerra y con tan solo diez años tuvo que abandonar España junto a su familia para evitar que fusilaran a su padre.

Argelès, al sur de Francia, fue otro de los lugares a los que más de 100.000 republicanos huyeron hasta que fueron trasladados a otros lugares o algunos regresaron a España. Ahora sus familiares vienen a conocer por primera vez este lugar.

Ana Bogani también ha viajado a Argelès, Francia, donde estuvo su padre exiliado, para visitar uno de los homenajes del país vecino a los republicanos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.