Los excomisarios Eugenio Pino y Enrique García Castaño mintieron ante el juez cuando fueron citados como testigos en un juzgado de Madrid en noviembre de 2015. Ambos altos mandos policiales declaraban en el juzgado 2 de instrucción de Madrid como testigos.

Su declaración, que puedes ver en el vídeo que encabeza estas líneas, contradice a lo que han revelado los audios que ha publicado en exclusiva laSexta, y que demuestran cómo estos miembros de la policía política tejieron una trama para evitar que se investigara al excomisario José Manuel Villarejo.

García Castaño, por ejemplo, negó haber estado en alguna reunión en la que se hubiera tratado el caso del Pequeño Nicolás, cuando precisamente es la aparición de Villarejo en esa causa la que da pie a la reunión en la llegan a presionar al inspector que dirige esas pesquisas el 17 de diciembre de 2014.

Ante la negativa, el juez insiste y pregunta de nuevo: "El señor Villarejo me dijo que la reunión existió y por otros datos sé, o me dicen, que es posible que usted estuviera en la reunión...". Pero Castaño niega de nuevo: "¡No, ahora se lo digo taxativamente: no!".

El juez: "Tiene obligación de decir la verdad"

En la misma declaración también Eugenio Pino, ex director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, máximo dirigente de facto de la policía española en ese momento, y uno de los que dirige la operación para encubrir a Villarejo, niega ante el juez tener nada que ver con el asunto.

El abogado de Rubén Eladio, el inspector al que presionaron según los audios para que sacara a Villarejo de las investigación, y quien les había llevado a los tribunales, le pregunta directamente sobre ello: "¿Le recriminó al inspector el hecho de que incluyera el nombre de Villarejo en esa declaración?". Pero Pino niega hasta con burla: "La imaginación de algunos, señoría, es muy poderosa. Yo no tengo ninguna capacidad para influir en un instructor". Los audios de laSexta desmontan la declaración de estos altos mandos policiales.

Declaración a la que fue llamada también José Ángel Fuentes Gago, mano derecha de Pino, a quien recuerda el juez que, como testigo, tiene obligación de decir la verdad: "Le advierto que mentir es un delito, y que omitir información es otro...(...) tiene la obligación, no solamente de decir la verdad, sino también de decir todo lo que sabe."