Nadia Calviño ha defendido cuáles son sus objetivos para la reforma laboral. Reducir la temporalidad, erradicar la precariedad, incentivar los contratos estables y aumentar la productividad y competitividad son las bases que se marca para las negociaciones con los agentes sociales.

Así lo ha manifestado en una entrevista en Al Rojo Vivo en la que también ha hablado de la necesidad de "europeizar el mercado laboral español" para estar "alineados con la media de los países de nuestro entorno".

Respecto al acuerdo que anunció este miércoles el Gobierno sobre la organización de las reuniones, la vicepresidenta económica ha apuntado que "estaba muy claro que era necesario coordinar el trabajo y hablar con una sola voz". "Nos tenemos que centrar en lo que de verdad importa para impulsar la fase decisiva de la negociación", ha sentenciado.

Preguntada por su supuesta afinidad con la patronal y la influencia de esta relación en la reforma, ha asegurado que esto "no refleja la realidad" y el Ejecutivo de coalición "tiene un hoja de ruta acordada". "Es un compromiso de la investidura y el plan está avalado por Europa", ha señalado al respecto.

Durante su intervención en laSexta también se ha referido a la polémica que se ha originado en las últimas semanas y que la ha situado en el foco junto a Yolanda Díaz. En este sentido, ha indicado que "no ha habido discusión ni debate" y solo estaban analizando cómo organizar "la coordinación y el proceso ahora que se encara la fase decisiva".