Sin acuerdo aún entre los socios de Gobierno sobre la Ley de Vivienda, Irene Montero sostiene que la norma "ya lleva demasiado retraso" y afirma que "si fuese por Unidas Podemos, el acuerdo de Gobierno se hubiera cumplido ya hace muchos meses".

Unas declaraciones ante las que la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, ha indicado en Al Rojo Vivo que la nueva ministra de Vivienda, Raquel Sánchez "ya está reuniéndose o tiene previstas las reuniones con el resto de los miembros del Gobierno de coalición para tratar de impulsar el acuerdo" y adoptar "cuanto antes" la nueva ley.

No obstante, la titular de Economía ha recalcado que "el problema de la vivienda no se corrige con unas palabras en un artículo de una ley" y ha asegurado que el Ejecutivo no está "parado" a este respecto.

"Tenemos que actuar tocando múltiples palos y eso es lo que hemos estado haciendo desde hace tres años", ha asegurado Calviño, que ha destacado la necesidad de "impulsar el parque público de vivienda", "mejorar el marco regulatorio de protección de los propietarios y también de los inquilinos" e impulsar la rehabilitación de viviendas.

En este sentido, ha incidido en que el plan de rehabilitación tiene un peso "importante" en el plan de recuperación, con el objetivo de lograr "un parque de vivienda más moderno y mas eficiente desde el punto de vista energético y que pueda ser accesible en buenas condiciones, pero también en condiciones adecuadas desde el punto de vista de la calidad de vida".

"Todo esto lo estamos impulsando desde el Gobierno, no estamos parados", ha defendido Calviño, que ha añadido que la futura Ley de Vivienda es "una de las piezas que va a completar todo este conjunto de medidas" para mejorar el acceso a la vivienda, "en particular atendiendo a los colectivos más vulnerables y los jóvenes".