Con el caso de Ángel Hernández, que ha ayudado a su mujer, María José Carrasco, a morir tras padecer durante 30 años esclerosis múltiple, se ha vuelto a reabrir en España el debate sobre la legalización de la eutanasia.

Precisamente, el presidente del Gobierno afirmaba en su cuenta de Twitter que estaba "sobrecogido por el caso de María José" y que la posterior detención de Ángel Hernández "tendría que haberse evitado". Además, denunció que "PP y Cs bloquearon hasta en 19 ocasiones la iniciativa parlamentaria del PSOE para regular la #eutanasia" y concluyó su mensaje afirmando: "Si tengo mayoría parlamentaria ese derecho será reconocido".

En junio de 2018 una mayoría de 208 votos a favor frente a 133 en contra (PP, UPN, Foro Asturias) y 1a abstención de Coalición Canaria aprobó que se legislara sobre la eutanasia pero la proposición de ley quedó apartada y luego llegó la disolución de las Cortes.

 

Pedro Sánchez no descarta el indulto para el hombre que ayudó a morir a su mujer

En una entrevista anoche en Telecinco, Sánchez ha instado a esperar "a que el poder judicial actúe" y ha señalado: "El Gobierno y yo mismo, si tengo ese compromiso, también tendré esa sensibilidad y proximidad política de decisión con el marido".

Iglesias critica el bloque de PP y Cs

No solo Pedro Sánchez ha criticado las acciones de las formaciones lideradas por Pablo Casado y Albert Rivera en esta cuestión. Desde Unidas Podemos han lamentado los "meses perdidos" por el bloque que han mantenido el Partido Popular y Ciudadanos en la Mesa del Congreso.

Pablo Iglesias, este viernes en 'Espejo Público', ha lamentado la situación de Ángel: "Con la legislación actual podría ir a la cárcel. Eso es indecente, no se puede permitir en democracia"."Es indecente ir a la cárcel por un acto de humanidad al que deberíamos tener derecho", ha afirmado.

El PP aboga por los cuidados paliativos

Fuentes del PP han explicado que su postura en este tema es que todas las personas con enfermedad terminal tienen derecho a recibir, con el máximo respeto a su dignidad y voluntad libremente expresada, cuidados integrales paliativos de calidad. "El Partido Popular defiende el testamento vital, como herramienta jurídica para expresar dicha voluntad", aseguran.

Y abogan por regular los cuidados paliativos: "Que las personas que se encuentren en el proceso de morir, si así lo desean, tienen derecho a que estos cuidados paliativos integrales se les proporcionen bien en su centro sanitario, siempre que sea posible en una habitación individual; o bien en su domicilio o en cualquier otro que designen, siempre que esta opción no esté médicamente contraindicada o el lugar elegido no reúna condiciones para prestar estos cuidados".

Por su parte, el secretario general de la formación naranja, José Manuel Villegas, ha afirmado que su partido no es responsable de que la ley no se aprobara. La Ley de Muerte Digna impuslada por Ciudadanos fue aprobada por una mayoría en el Congreso, y llegó al Senado, pero nunca salió adelante por la disolución de las Cortes.

"Este caso demuestra que es necesario regular la eutanasia, regular la muerte digna, los cuidados paliativos. La ley de muerte digna es una ley de Cs que estaba aprobándose cuando Sánchez convocó elecciones y no ha podido salir. Es una de las urgencias de este país y va a ser una de las medidas que el próximo gobierno de Rivera tenga como fundamentales en los primeros 100 días de gobierno", ha dicho este viernes el número 2 de Ciudadanos.

Vox también se ha manifestado, dice que es un partido provida: " Nosotros defendemos la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural", aseguran. Y proponen crear unidades del dolor "para que nadie tenga que estar en su casa retorciéndose de dolor. Hay que estar con estas personas y ofrecerles alternativas"

María José Carrasco falleció después de que su marido la ayudara a suicidarse. Llevaba 30 años sufriendo esclerosis múltiple, y dejaron constancia en un vídeo de la intención de la víctima de quitarse la vida.

Ciudadanos, criticado por su posición intermedia

PSOE y Podemos sí coinciden en criticar la posición intermedia de Ciudadanos, que bloqueó la ley que llevó la izquierda al Congreso porque prefirieron que se regule primero la muerte digna.

Vox, quien más rechaza la eutanasia

Una prueba de la fuerte oposición de Vox a la eutanasia son las palabras de Francisco Serrano afirmando que son un partido "a favor de la vida desde la concepción hasta su muerte". Además, Abascal escribió que la eutanasia es un plan de los progres para pagar las pensiones.