NUEVOS DATOS DEL PRESUNTO ASESINO HOLANDÉS

NUEVOS DATOS DEL PRESUNTO ASESINO HOLANDÉS

El holandés detenido por el asesinato hace 20 años de un niño llevaba meses viviendo en una masía en Barcelona

Josh Brech, el holandés acusado del asesinato del niño de 11 años en Holanda, llevaba tres meses viviendo en una masía en Barcelona. Brech siempre estuvo en el punto de mira de los investigadores. Desapareció en febrero cuando la Policía pidió pruebas de ADN a varios sospechosos. Ahora un testigo ha facilitado su detención en España.

El detenido por la muerte de un niño en Holanda llevaba cuatro meses viviendo junto a una masía en Barcelona. Dicen que era una persona solitaria y callada, que sobre todo se relacionaba con los niños.

"Colaboraba con una masía catalana por sus conocimientos en plantas y supervivencia", afirma Edwin Winkels, corresponsal del periódico AD (Holanda), que sigue el caso desde hace 20 años. Dice que una de las claves es que el detenido se diera a la fuga.

"Desapareció en febrero en una cabaña en la que se sabía que residía en Francia", añade Winkels.

No era la primera vez que aparecía como sospechoso. Dos días después del crimen, lo encontraron cerca de donde se localizó el cadáver. " La Policía holandesa reconoce que cometió un error al no investigarle más al principio", añade el corresponsal.

El detenido continúa en la prisión, a la espera de que se ejecute la euroorden y de que lo envíen a Holanda.

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | 28/08/2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.