En las últimas horas Arkano ha revolucionado las redes sociales con los vídeos que él mismo ha ido publicando en la red.

El rapero subió una fotografía con un coche de alta gama, un vídeo en el que aparecía bebiendo en una piscina y difundió unas imágenes en las que parecía estar ebrio junto a una mujer desnuda.

 

Esto le valió las críticas de muchos usuarios, que, según él ha explicado, llegaron a acusarle de "abuso sexual" o de que "se le está yendo la cabeza". Sin embargo, todo formaba parte de una estrategia de marketing para dar visibilidad a su nuevo tema 'No me sale'.

En la mañana de este viernes el joven ha difundido un vídeo en su cuenta de Instagram para explicar lo ocurrido. "Sigo siendo 'Trending topic' por la liada de los últimos días. Parecía que se me había ido la cabeza y que me había dado al dinero", ha señalado.

"Para quien no lo haya entendido, esto era el previo al single de mi nuevo proyecto. Con él, busco que se reflexione sobre los valores del éxito, aquello que nos dicen que tenemos que lograr para triunfar. He leído que decían que era un abuso sexual, que me retiraban del jurado de la Batalla de Gallos, pero es todo mentira", ha sentenciado.