Polémica en Valencia después de que una usuaria de autobús haya denunciado en redes sociales que no la han dejado subir a uno de los vehículos por cómo iba vestida. "Me han prohibido acceder a un autobús de Valencia por ir escotada y poder ofender a los demás pasajeros. No es un bikini, es un top y no voy enseñando nada", ha denunciado Cristina Durán (@CristinaD20 en Twitter).

"Me he sentido discriminada", ha expuesto la joven en Twitter, donde se ha dirigido directamente a la empresa de EMT de Valencia para apostillar que sí ha podido acceder "en otros dos autobuses", y ha concluido su denuncia con una pregunta: "¿Normativa o discriminación?". Precisamente, la EMT de Valencia no ha tardado en ponerse en contacto con Durán para pedirle más detalles sobre lo ocurrido.

También en Twitter, la empresa ha escrito el siguiente mensaje: "Hola, Cristina. Gracias por comentarnos. Por favor, si nos indicas más datos por DM (Mensaje Directo), podemos investigar mejor qué ha ocurrido para tomar las medidas necesarias. Gracias y sentimos la mala experiencia". Por supuesto, su mensaje se ha viralizado a las pocas horas y se ha convertido en caldo de cultivo de un agitado debate sobre la cuestión.

Si bien muchos usuarios han defendido a Durán y han lamentado que se le impidiera el acceso al autobús, otros tuiteros se han mostrado contrarios a la vestimenta que portaba la chica. "Normativa claramente, Cristina, seamos sinceras. ¿Eso es un top? Parece un sujetador. En sociedad tenemos unas normas de convivencia y ellas incluyen el decoro, que es respeto por los demás", le ha increpado una usuaria de Twitter a la afectada.

Pero esta no se ha quedado callada: "No hay norma que estipule que no puedo acceder así. Y en caso de que la hubiese, debería estar a la vista de todos los usuarios que vayan a acceder al bus. Y las únicas que hay, están en el interior, y antes tienes que acceder para leerlas". Así ha argumentado su posición Durán, cuyo mensaje todavía sigue generando defensores y detractores, mientras que la EMT de Valencia no se ha vuelto a pronunciar sobre el asunto.

Hay quienes incluso han encontrado la misma prenda que portaba la chica en tiendas de ropa. "Que sí, que no es un top. Es un sujetador del Primark y está prohibido entrar al transporte público en ropa interior. Pero qué curioso que a chavales sin camiseta volviendo de la playa no les dicen nada", ha criticado otra tuitera en la red social.

Pero ¿está prohibido? ¿qué dicen las normas de la empresa? En el Reglamento de Prestación del Servcio de Transporte en Autobús de EMT València no se explicita nada al respecto; únicamente, que el conductor puede decidir en última instancia "prohibir el acceso al autobús y solicitar el descenso de él a las personas usuarias que incumplan el reglamento". En contraposición, sí se recoge en un apartado que los usuarios de este medio de transporte tienen derecho a ser tratados "con corrección por el personal de EMT".