España afronta desde este jueves, 1 de abril, el mes más importante desde que comenzó la vacunación contra el coronavirus: en apenas cuatro semanas las autonomías contarán con más de 6 millones de dosis en su haber.

El empujón que supondrá este comienzo de trimestre se ha materializado en tres anuncios: el primero, la recepción de más de un millón de dosis de las inyecciones de Pfizer y Moderna (el mayor envío hasta el momento), que ha servido para constatar que hay un cambio en el ritmo de reparto. El segundo, la llegada de Janssen, que el próximo 15 de abril aterrizará en España y será clave por su capacidad para generar inmunidad en una sola dosis. Y el tercero, el acelerón de AstraZeneca, que este jueves ha dejado más de un millón de vacunas más, que estarán a disposición de las autonomías mañana mismo.

La cifra más alta en un solo mes

De acuerdo con las cantidades prometidas al Gobierno español, todavía hay incertidumbre con respecto a Moderna, que todavía no ha indicado el número exacto de dosis que llegarán a nuestro país. No obstante, las sumas sí dejan un cambio notorio con respecto a lo vivido hasta ahora: entre las vacunas de Pfizer (4,8 millones), AstraZeneca (más de un millón) y Janssen (300.000), el país contará con más de 6 millones de inyecciones para inocular.

Para hacerse una idea de lo que supone la llegada de estas vacunas, basta con mirar los datos: desde que comenzó el plan de inmunización en España el pasado 27 de diciembre, las autonomías han inoculado cerca de 8 millones de dosis. Es decir, en un solo mes se superaría la recepción de un trimestre entero.

También hay que tener en cuenta que, hasta ahora, las cifras de vacunación han estado muy por debajo de los objetivos marcados en ese mes de diciembre. Y un ejemplo de ello se encuentra en los datos que el Ministerio de Sanidad compartió este miércoles primera vez: las CCAA no han conseguido vacunar al 80% de la población mayor de 80 años antes de abril.

De hecho, la única región que supera más del 90% con la primera dosis es Andalucía, mientras Cataluña apenas sobrepasa el 54%. Asimismo, los datos de la vacunación del resto de la población deja todavía cifras muy bajas: solo el 3,9% de las personas entre 70 y 79 años han recibido el primer pinchazo, mientras en los demás el porcentaje varía ligeramente: un 9,2% de las de entre 60 y 69; un 11,2% de quienes tienen entre 50 y 59; un 10,3% de los de entre 25 y 49 y un 4,7% entre los que tienen 18 y 25 años. Por ello, la correcta llegada de estos nuevos suministros será fundamental para darle un vuelvo a la tendencia actual.

Europa, expectante: vienen más entregas

Las cifras que Bruselas maneja para concluir el primer trimestre del año apuntan a que las farmacéuticas habrán entregado 107 millones de vacunas para el final de esta semana y, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, las administradas ascienden a más de 70 millones de dosis.

"Los Estados miembros necesitan estar preparados para una aceleración en la entrega, organizando una vacunación en masa y campañas para convencer a los ciudadanos de ser vacunados", ha aseverado este miércoles en sus redes sociales el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton.

En torno a un 5,7 % de la población europea mayor de 18 años ha recibido las dos pautas de la vacuna y a un 13,4 % se le ha administrado la primera dosis, muy lejos del ritmo necesario para llegar a la meta autoimpuesta del 70 % de adultos de la UE inmunizados para el final del verano. Un ritmo que, para la Organización Mundial de la Salud, es "inaceptablemente lento".

La UE confía: se llegará al 70% de inmunidad en verano

Todos los países miembros, entre ellos España, están afrontando su estrategia de vacunación prácticamente a contrarreloj: todavía está en el horizonte el objetivo de tener al 70% de la población vacunada para verano. Y, según la Unión Europea, los países miembros van a llegar.

De hecho, la Comisión incluso se ha aventurado a poner fecha a este momento: el próximo 14 de julio. Así lo anunciaba este lunes el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, en un acto junto la ministra de Sanidad.

Asimismo, Schinas aseguraba que Asimismo, a finales de junio, ya se habrán dispensado unas 360 millones de dosis en todo el continente; es decir, la cifra necesaria para alcanzar el objetivo de vacunación.

Las esperanzas, en este segundo trimestre

Todas las miradas están puestas en estas 360 millones de dosis que, incluso teniendo en cuenta un nuevo retraso ya anunciado de AstraZeneca, deberían llegar a los Estados miembros entre abril y junio.

Serían 200 millones de vacunas de BioNTech-Pfizer, 70 millones de AstraZeneca (frente a los 180 prometidos), 55 millones de Johnson & Johnson (la única de una sola dosis) y 35 millones de Moderna, según anunció la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a mediados de marzo.

Aunque la alemana considera sus propios números "conservadores", su directora general de Sanidad, Sandra Gallina, ha querido rebajar las expectativas unos días después, y cifra las previsiones en torno a 300 millones de dosis para el segundo trimestre.

"Estoy dando cifras que no son necesariamente las cifras en los contratos. No es inteligente inflar la cifra con AstraZeneca si no hay un cambio en su actitud", apunta la alta funcionaria comunitaria.

Estos datos todavía permitirían poner a la Unión Europea en el camino correcto para vacunar al 70 % de sus ciudadanos mayores de edad, teniendo también en cuenta la probable entrada de la vacuna de Novavax en la lista de las aprobadas en la Unión Europea.