Difundieron la carta, y sin tapar la cara del niño, a través de la cuenta del PP. Pero los máximos líderes del partido siguen manteniendo silencio.

La única que se ha pronunciado, para dejar claro que no es su responsabilidad, es Isabel Díaz Ayuso, secretaria de Comunicación del PP. "No es mi responsabilidad. Muy mal ese vídeo, lamentable. Un abrazo", expresó via Twitter.

 

Ayuso ha retuiteado un comentario de Pedro Sánchez en el que el presidente del Gobierno hablaba de Valtonyc, condenado por enaltecimiento del terrorismo en las letras de sus canciones.

"El mal gusto no puede estar castigado con la cárcel. La libertad en la expresión artística es un derecho que también nos ampara colectivamente. Que un rapero entre en prisión es muy mal síntoma sobre el estado de nuestra democracia", apuntaba el tuit de Sánchez.

Miquel Iceta sigue pidiendo explicaciones a los líderes del partido y desde el Gobierno insisten que no todo vale en el debate político.

"No se debe desear la muerte de nadie y tampoco la del Presidente del Gobierno, aunque sea con la coartada del humor, como ha hecho el PP desde su cuenta oficial de Twiter. No todo vale en el debate político", ha señalado el ministro Borrell a través de Twitter.

 

Desde Compromís aseguran que ellos no llamarían a la Fiscalía. Afirman que el vídeo se descalifica por sí solo.

En Ciudadanos celebran que la polémica sirva, dicen, para que se cuenten menos chistes.