Tras anunciar que está embarazada de su primer hijo, Inés Arrimadas ha sido objeto de todo tipo de ataques en las redes sociales. Los comentarios sobre la portavoz de Ciudadanos y su futuro hijo han llegado a tal punto que Gabriel Rufián ha salido en su defensa a través de Twitter.

"Me da igual quién sea y del partido que sea. Lo que piense, lo que diga y cómo lo diga. Lo que se está diciendo hoy en Twitter en torno a la vida privada de una política y su anuncio de embarazo es absolutamente asqueroso y condenable", ha sentenciado el candidato de ERC.

"Callar nos hace cómplices. Yo no lo haré", ha agregado Rufián, que en el pasado ha protagonizado fuertes enfrentamientos dialécticos con la política de Cs.

 

La diputada de la formación naranja confirmaba este martes que será madre por primera vez en los próximos meses. "Es un poco pronto, no quería decirlo todavía porque me ha costado mucho. Pero estoy muy feliz y espero que esto no afecte a la campaña, intentaré hacerlo lo mejor que pueda", señaló ante los medios de comunicación.

Tras confirmar su embarazo, Arrimadas recibió las felicitaciones de sus compañeros de partido, como la también diputada Melisa Rodríguez; el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín; la vicealcaldesa de Madrid Begoña Villacís y el líder del partido, Albert Rivera, que le dedicó un vídeo en Twitter:

 

Arrimadas también ha recibido buenos deseos por parte de sus rivales políticos tras dar la noticia de su embarazo. La portavoz socialista, Adriana Lastra, también quiso felicitarla a través de Twitter.