La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, se ha disculpado con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, por haber utilizado su vida personal para arremeter contra él, aunque ha considerado que a la política hay que venir "llorado".

"Rivera tiene que saber dónde quiere estar, porque los españoles no saben dónde está Rivera. No lo sabe ni Malú", ironizó el lunes en una entrevista en 'Cadena Ser', en referencia a la pareja del presidente de Cs.

En declaraciones este martes a Antena 3, la líder madrileña de Vox ha asegurado que sus palabras no tenían "ningún intento de alusión personal" y que simplemente reprodujo "una frase que escuchó en la calle".

Así, Monasterio ha asegurado que a veces los políticos "están lejos de la calle" y que ella tiene tendencia a hablar "un poco duro" porque viene "del mundo de las obras". "No estoy acostumbrada a este mundo más blandito de los políticos españoles", ha explicado.

En este sentido, la líder de Vox ha reiterado sus disculpas si bien ha recalcado que su formación recibe "ataques personales" todos los días, aunque ha mantenido que ella está "dispuesta" a que le ataquen y viene "sin piel fina". "En política hay que venir llorado y yo vengo a la política llorada", ha apuntado.

Puedes escuchar en este vídeo las declaraciones de Monasterio por las que ahora se ha disculpado: