El portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha dicho que las noticias en relación a la 'Operación Kitchen' "son preocupantes". "Mientras haya un procedimiento judicial en marcha se debe dejar que ese procedimiento funcione", pero ha añadido: "Lo que no podemos hacer es no asumir lo que fue parte de la trayectoria, es un caso que se podría no haber producido".

Espera que la comisión de investigación al PP de la 'Kitchen' en el Congreso no sea un circo romano. "Que no pretendan que nosotros seamos los cristianos en el circo romano. (Psoe y Unidas Podemos) no tienen interés en averiguar la verdad".

Además, lanza un mensaje contundente a Ciudadanos, que confirma que apoyará la creación de esa comisión: "Que voten lo que tengan que votar, pero que no sea cómplice de la izquierda que busca un linchamiento político".

Mientras, el entorno de Mariano Rajoy asegura que el expresidente no está implicado en la 'Operación Kitchen'. Señalan que toda la responsabilidad fue del entonces número dos de Interior, Francisco Martínez, por su presunta relación "demasiado íntima" con el excomisario Villarejo.

"Él no conocía, él no sabía, Villarejo obró por su cuenta, y Paco Martínez se equivocó al traspasar la raya y hacerse demasiado amigo de Villarejo", aseguran desde su entorno, según publica el diario 'La Razón', tras conocerse ese informe policial que apunta que Rajoy era conocedor del espionaje a Bárcenas.

Por su parte, Rajoy se ha negado a hablar sobre la 'Operación Kitchen' y su presunta implicación en la trama de espionaje al extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas. Según 'El País', una periodista intentó hacerle algunas preguntas, pero el expresidente del Gobierno optó por negarse a contestar. "No me haga preguntas porque no las voy a oír. Y así no podrá usted decir que no le he respondido. Yo no soy un personaje público, ya no", fueron las palabras del que fuera presidente 'popular'.

El PSOE y Unidas Podemos han registrado ya la solicitud de esa comisión en el Congreso. Los socialistas tienen intención de pedir la comparecencia de Rajoy y desde Podemos solicitarán la de Pablo Casado.