PP y Vox han logrado un pacto de investidura en el Parlamento de Castilla y León. Los votos a favor de ambas formaciones, 44, han sido suficientes para que puedan formar gobierno en la región, pese a los votos en contra del resto del hemiciclo, que han sumado 37.

Alfonso Fernández Mañueco ha sido elegido presidente de la Junta de Castilla y León en una jornada en la que, por primera vez en democracia, la extrema derecha ha pasado a formar parte de un Parlamento español.

Se trata, además, de la primera investidura que llega de la mano de la 'era Feijóo', que ha optado por evitar hoy la foto con la extrema derecha y ha tomado la determinación de no acudir a la investidura de Mañueco. La oposición, por su parte, también ha destacado su incomodidad con el acuerdo que, a juicio del PSOE, "avergüenza a Europa" después de que la mayoría de formaciones en Francia hayan pedido establecer un "cordón sanitario" frente a la extrema de Marine Le Pen tras la primera vuelta de elecciones generales en el país.

El presidente del PP en Castilla y León ha defendido, por su parte, un pacto "sin complejos ni prejuicios" y se ha mostrado orgulloso del mismo: "Este acuerdo es beneficioso para la calidad democrática", ha aseverado mientras adoptaba un lenguaje que se asemeja al de la formación que le ha alzado al poder al hablar de "violencia intrafamiliar", "inmigración ordenada" y ensalzar la ley de concordia frente a la de memoria histórica.

Además, el ya presidente regional se ha dirigido al que fuera su aliado en la anterior legislatura, Francisco Igea, como "el hombre de las tres traiciones", y ha destacado que su única función en el anterior gobierno de coalición "era enredar". "He aguantado sus insultos, si no lo ha conseguido antes no me voy a bajar hoy ni a esa charca infecta", ha zanjado Fernández Mañueco, quien ha rememorado a Shakespeare para comparar a Igea con Macbeth. "Es usted el fiel reflejo de alguien cegado por una ambición desmedida", ha asegurado.

El vicepresidente del Gobierno en coalición de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha agradecido a Mañueco, que haya "estado a la altura" y haya reconocido, "pese a las grandes presiones recibidas", el lugar en el que los ciudadanos habían colocado a PP y a Vox, nuevos socios de Gobierno. "Puede estar usted tranquilo. En esta ocasión, podrá contar con un socio leal, con el que podrá discrepar, sí, pero cuya sinceridad podrá poner usted siempre a prueba, sin temor a ser traicionado", ha garantizado por su parte García-Gallardo a Fernández Mañueco, en alusión al anterior socio de Gobierno del PP, Ciudadanos.

Según ha destacado Mañueco, el Gobierno de la Junta de Castilla y León contará con 10 consejerías, además de la presidencia y la vicepresidencia. Asimismo, ha informado durante su comparecencia de que "se mantendrán la mayoría de las consejerías, pero la de Trasparencia se integrará en Presidencia; la de Fomento y Medio Ambiente se dividirá en dos: por un lado, Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, y por otro, Movilidad y Transformación Digital".