Los Ministerios de Educación y Sanidad han elaborado un documento conjunto en el que explican cómo será la apertura de los centros educativos durante el curso 2020-2021, una vuelta a las clases que, como ya ha adelantado la ministra Celaá en Al Rojo Vivo, será en septiembre.

A continuación explicamos los principios básicos de esta propuesta, que Educación llevará mañana jueves al Consejo Sectorial con los consejeros de las comunidades autónomas.

Limitación de contactos y medidas de prevención

Desde Educación infantil hasta 4º de Primaria proponen que haya 15 alumnos/as por clase, si bien aumentan el límite hasta 20. Como este rango de edad está calificado como grupo de convivencia estable, pueden socializar sin mantener la distancia interpersonal de forma estricta.

Por su lado, los alumnos a partir de 5º y 6º de Primaria, Educación Secundaria y Bachillerato deberán mantener una separación de, al menos, 1,5 metros entre las mesas. Además, siempre que se pueda, deberán priorizarse las actividades educativas al aire libre, en lugar de los espacios cerrados.

Uso de mascarillas según el curso

Mientras que los alumnos hasta 4º de Primaria, inclusive, estarán exentos del uso de la mascarilla siempre que se mantengan en su grupo de convivencia, los estudiantes de 5º de Primaria hasta Bachillerato sí tendrán que utilizarlas de manera obligatoria cuando no puedan respetar la distancia interpersonal. Eso sí, estos alumnos no tendrán que hacer uso de la misma cuando se encuentren en sus pupitres.

Al mismo tiempo se recomienda la higiene de manos frecuente y meticulosa, evitar tocarse la nariz, ojos y boca o usar pañuelos desechables.

Limpieza y ventilación

La limpieza de los centros educativos deberá hacerse, como mínimo, una vez al día, reforzándose en aquellos espacios que lo precisen en función de la intensidad de uso, como los aseos, lo cuales tendrán que desinfectarse, al menos, tres veces diarias.

Asimismo, se deberán realizar tareas de ventilación frecuente en las instalaciones y durante al, menos cinco, minutos al inicio de la jornada, al finalizar y entre clases. Además, cuando las condiciones meteorológicas y el edifico lo permitan es aconsejable tener las ventanas abiertas el mayor tiempo posible.

¿Qué ocurre si hay un caso positivo de COVID?

Si una persona comienza a tener posibles síntomas de coronavirus se llevará a cabo el protocolo de actuación. Primero, se le llevará a un espacio separado del resto y con uso individual, se le colocará la mascarilla y se contactará con su familia. Además se llamará al centro de Salud, siempre y cuando esta persona no presente síntomas de gravedad, que, en ese caso, se avisará al 112.