El Gobierno suspende la inversión de 1.700 millones de euros prevista para la ampliación del Aeropuerto de El Prat ante la falta de apoyo por parte del Govern catalán, según ha anunciado este miércoles la titular de Transportes, Raquel Sánchez.

Así lo ha indicado la ministra en una comparecencia en la Delegación del Gobierno en Cataluña, después de que la Generalitat asegurara el pasado fin de semana que no avalaría una ampliación del aeropuerto que "destroce" el entorno natural del aeródromo, la laguna de La Ricarda, y de que ERC decidiera acudir a la manifestación contra el proyecto convocada para el próximo 19 de septiembre.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez, por tanto, no llevará a cabo esta multimillonaria inversión en El Prat, pese a que el pasado 2 de agosto se anunció un acuerdo Gobierno-Generalitat para ampliar el aeropuerto, una iniciativa que fue acogida con el rechazo frontal de los ecologistas, así como de los alcaldes de Barcelona, Ada Colau, y El Prat de Llobregat, Lluís Mijoler.

Raquel Sánchez, que ha recordado que el mes pasado se alcanzó "un acuerdo con el Govern de la Generalitat" para poner en marcha lo que ha calificado como "un gran proyecto para Barcelona, para Cataluña y también para España", ha indicado durante su comparecencia de este miércoles que, a juicio del Gobierno, "el pacto se ha quebrado por una pérdida de confianza manifiesta".

"Es imposible llevar a buen término un proyecto de tanta envergadura como este sin un apoyo nítido y sin fisuras por arte de la Generalitat", ha aseverado la ministra, que ha agregado que "es evidente" que la Generalitat "no tiene una decisión madura" sobre esta inversión.

"El Gobierno quiere que Cataluña vuelva a ser un motor económico de España y convertir el Aeropuerto de El Prat en un hub intercontinental, pero no va a imponer la ampliación del aeropuerto porque la Generalitat no lo hace posible y por tanto no se pueden prever estas inversiones asociadas", ha sentenciado Sánchez, que ha lamentado -como ministra y como catalana, ha dicho- que se pierda "esta gran oportunidad de contribuir al futuro para mejorar Cataluña y también para mejorar España".

La ministra ha precisado que el Gobierno "no renuncia" a seguir trabajando para impulsar el potencial de los aeropuertos de Girona y Reus, donde sí se mantendrán las inversiones previstas, así como el proyecto de conexión con la alta velocidad ferroviaria. Asimismo, ha expresado también el compromiso del Gobierno para seguir invirtiendo en proyectos como el Corredor Mediterráneo, la red de cercanías catalana Rodalies, los puertos o el sector del automóvil.