"¿Es Vox un partido de extrema derecha?" Es la pregunta a la que ha respondido el nuevo presidente del Partido Popular, Alberto Nuñez Feijóo, en una entrevista en 'Onda Cero' -la primera desde que ha asumido el cargo-, donde le han recordado que en 2019 sí afirmaba que el partido que lidera Santiago Abascal estaba en la extrema derecha. Feijóo no ha querido entrar en calificaciones, pero sí ha marcado ciertas distancias.

"Hay un partido europeísta y otro que no lo es, uno autonomista y otro que no lo es. Son cuestiones que nos separan mucho", ha destacado en respuesta a la pregunta. Con todo, ha mostrado su interés en "conseguir muchos votantes que han abandonado la casa del Partido Popular y han votado la papeleta de Vox. Esos son los que me importan y con ellos no solo quiero hacerme fotografías, sino que quiero su voto y se lo voy a pedir", ha mantenido.

Por otro lado, el todavía presidente de la Xunta de Galicia no ha confirmado si asistirá o no a la investidura de Alfonso Fernández Mañueco como presidente en Castilla y León, en la que será la primera coalición de Gobierno entre PP y Vox. En este contexto, ha instado a la formación de Abascal a cumplir el acuerdo firmado en la región, donde todavía no hay fecha de investidura.

"No tengo confirmación de fechas, sé que hay un acuerdo, que se ha firmado y que Mañueco lo ha cumplido, corresponde a los socios de la coalición cumplir el acuerdo que se firmó hace semanas", ha afirmado.

Respeto con los que están "en las antípodas"

Igual que no ha querido entrar a calificar a Vox, el nuevo líder de los 'populares' ha señalado que va a intentar "mantener el respeto" hacia cualquier formación política, incluidas las que "estén en las antípodas" políticas, como Bildu o ERC.

"Para la tensión, el insulto y la descalificación no me voy a apuntar porque me he comprometido a no participar en la tensión, el insulto y la descalificación", ha apostillado.