El vuelo con alta ocupación de Iberia Express que despegó este domingo desde Madrid en dirección Gran Canaria no ha sido el único en el que no se ha respetado la distancia de seguridad entre pasajeros por la crisis del coronavirus.

Este lunes una pasajera de un vuelo de Air Europa que despegó desde Ibiza en dirección Palma denunció ante la Guardia Civil alta ocupación de pasajeros. La denunciante aseguró que en el vuelo se ocuparon 60 de las 70 plazas disponibles, lo que imposibilitó que se mantuviera la distancia de seguridad entre pasajeros.

Además, los pasajeros de un vuelo de Air Europa que despegó este lunes desde Madrid con destino Palma también han denunciado en redes sociales que no se respetaron las distancias de seguridad y que el avión iba lleno. Según ha informado 'Diario de Mallorca', los usuarios también tuvieron que esperar en colas de hasta "45 minutos" sin guardar distancias.

El citado medio aporta, además, una imagen en la que se observa la alta ocupación de la aeronave, en la que no se respeta la distancia mínima. A pesar de ello, nadie ha presentado denuncia formal por esta situación.

laSexta se ha puesto en contacto con Air Europa y desde la aerolínea aseguran que están "cumpliendo todos los protocolos de seguridad" y que cumplen con las medidas establecidas en el real decreto de estado de alarma. Además, recuerdan que el avión es el "medio de transporte más seguro" y que sus aeronaves cuentan con un "sistema de reciclaje del aire" a través de filtros hepa.

La aerolínea también señala que cumplen con todas las normas de seguridad como la obligación de viajar con mascarilla y la reducción de "objetos manipulables" a bordo. En cualquier caso, apuntan que a cualquier pasajero que no desee volar se le devolverá el importe del billete. Sobre las colas en el aeropuerto, señalan que no está entre sus competencias evitar esas aglomeraciones.

Otro vuelo de Iberia Tenerife-Madrid, abarrotado

Otro caso similar ocurría en otro vuelo de Iberia que despegó el domingo desde Tenerife en dirección a Madrid. Teresa Martín es una de las pasajeras que viajaba en ese avión y en declaraciones a laSexta, denuncia que no se respetó la distancia de seguridad.

"No nos pidieron justificación del viaje. Me extrañó mucho porque veía una fila de pasajeros que no era normal. Tenía la esperanza de que si pedían justificantes de viaje entraría menos gente", explica.

Teresa señala que entraron todos los pasajeros sin limitación: al principio se sentaron dejando vacíos los asientos centrales, pero cuando el avión se llenó, se ocuparon también. "La gente empezó a ponerse nerviosa y la tripulación dijo que estaban cumpliendo con la legalidad. Nos dijo una de las azafatas que teníamos la libertad de bajarnos del avión".

Teresa asegura indignada que ella no tenía otra opción porque se dirigía a Madrid para someterse a una operación.

Iberia ya aseguró en un comunicado que cumplen con todas las normas de seguridad marcadas por las autoridades y que han reforzado la limpieza y desinfección diaria de la cabina.

 

En el real decreto del 14 de marzo se limitaban las operaciones al 50%, aunque no se especificaba la capacidad de ocupación de cada vuelo. Posteriormente se han publicado otras órdenes del Ministerio de Transporte en desarrollo del estado de alarma, la última este domingo, que limita desde este lunes al 50% la capacidad de los vuelos entre las islas de Canarias y Baleares. Fuentes consultadas por Europa Press aseguran que en dicha orden no se especifica qué ocurre con los vuelos desde la Península.

El secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, ha dicho este martes que "evidentemente" Iberia Express ha incumplido la norma "si hubo aglomeraciones".

"Hay una regulación que ha generado el Gobierno a partir del proceso de escalada, hemos dejado claro a las compañías que tienen que manetenr esa distancia para que no se produzcan esas aglomeraciones. Hemos pedido explicaciones a la compañía y si se han producido esas aglomeraciones y evidentemente habría infringido la norma que en su momento el Gobierno aprobó", ha señalado.

La Guardia Civil ya tramitó denuncias en abril

En abril la Guardia Civil tramitó denuncias contra Iberia y Air Europa por no respetar las distancias de seguridad necesarias entre los pasajeros en sus aviones durante el actual estado de alarma.

Como en esta última ocasión, fueron los propios pasajeros los que se quejaron sobre esta circunstancia. En concreto, el primer caso tuvo lugar la pasada semana en un vuelo de Iberia entre Madrid e Ibiza.

Posteriormente, se registró otro caso en al aeropuerto de Ibiza cuando llegó un vuelo de Air Europa procedente de Mallorca con más de 40 viajeros, lo que imposibilitaba mantener la separación recomendada entre los usuarios, como se puede ver en el vídeo que acompaña estas líneas. Estas dos denuncias fueron remitidas a Aviación Civil.