Vuelve la tensión a Barcelona en la segunda jornada de protestas por la sentencia del procés, especialmente frente a las puertas de la Delegación del Gobierno en la ciudad condal, donde se han dado cargas policiales contra los manifestantes congregados en dicha zona.

Previamente, los manifestantes han intentado romper el cordón policial de los Mossos y han lanzado objetos contra los agentes, que finalmente han roto la formación y han cargado contra las personas concentradas en la zona.

Aunque en un primer momento los manifestantes han retrocedido y los agentes han vuelto a colocar las vallas de seguridad que han sido derribadas, la tensión ha seguido siendo máxima y ha vuelto a producirse otro lanzamiento de objetos por parte de las personas congregadas, por lo que los Mossos han vuelto a cargar nuevamente.

Durante las protestas se han producido tres detenciones. Además, según ha apuntado el periodista Carlos Quílez, los agentes tienen orden de evitar las cargas policiales siempre y cuando el edificio de la Delegación del Gobierno en Barcelona no corra riesgos. Según Quílez, "entre los manifestantes hay agentes infiltrados para dar cuenta de los movimientos".

Tensión en Barcelona entre manifestantes y Mossos en la segunda jornada de protestas tras la sentencia del procés