El pasado jueves el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y el líder de Vox en la ciudad, Ortega Smith, protagonizaron uno de los momentos más tensos desde que arrancó la investidura. El Ayuntamiento había convocado un minuto de silencio por la última víctima de la violencia machista y algo que tenía que unir a todos los grupos municipales no logró el consenso.

Más Madrid, el PSOE, PP y Ciudadanos se unieron bajo una pancarta que rezaba '¡Basta ya! No a la violencia machista!'. El lema de la pancarta no era del gusto de los de extrema derecha, que se presentaron en el homenaje a la asesinada con otra pancarta que decía 'Contra todo tipo de violencia intrafamilar'. La polémica estaba servida e incluso Almeida y Smith llegaron a discutir en directo, tal y cómo se puede ver en el vídeo.

Las reacciones políticas, en redes sociales y medios de comunicación no se hicieron esperar. La mayoría criticaba el boicot de Vox al minuto de silencio, algo que desde la formación de extrema derecha desmienten y defiendes que sólo quieren defender que hay que tratar por igual a "todo tipo de violencia intrafamiliar".

Una de las reacciones más compartidas ha sido precisamente la de una víctima de violencia machista. La usuaria de Twitter @TrebolMadrid contó cuál era su situación y por qué estaban tan equivocados los diputados de Vox con su pensamiento machista. Ella sufrió violencia de género y tiene una orden de alejamiento contra su expareja.

El relato del calvario que tiene que sufrir arrancaba así: "Hoy ha tenido que venir la Policía (mil gracias) a buscarme al trabajo y llevarme a casa. No solo se ha saltado el dispositivo (bendito sea), sino que además más tarde el suyo se quedó sin batería por lo que al dejar de estar localizado me han tenido que escoltar".

"No he podido ir con compañeros a tomar algo a la salida del trabajo (os aseguro que es lo de menos). Mis hijas, mi hermana y yo nos hemos tenido que encerrar en casa hasta que se ha reestablecido la señal. Pueden maquillarlo como quieren pero si esto no es terrorismo ya me dirán", zanja la víctima de violencia machista.

 

Los mensajes de apoyo a la mujer se han sucedido inmediatamente. Muchos le hacen preguntas para saber cómo funciona el mecanismo de la orden de alejamiento y ella contestó uno a uno a todo aquel que se interesa por su situación. Él entró en prisión tres veces y ya está en libertad, ella tiene que seguir estando presa en vida con el miedo de que su maltratador se le acerque algún día.

 

 

 

 

 

El 016 es el teléfono de atención a las víctimas de violencia machista. Está disponible 24 horas al día los 365 días al año. La llamada es gratuita y no deja huella en la factura, aunque hay que eliminarlo de las últimas llamadas.