El próximo lunes, nuevos territorios entrarán en la fase 1 de la desescalada, uniéndose así a las cuatro islas que entraron directamente en esta fase el pasado día 4 de mayo, cuyos habitantes ya pueden acudir a terrazas o reunirse con familiares y amigos en grupos de hasta 10 personas. La decisión del Ejecutivo se conocerá el próximo sábado.

Sin embargo, no todas las Comunidades Autónomas lo solicitarán, o al menos no para todos sus territorios, puesto que algunos de momento no están preparados.

CCAA que han pedido a Sanidad pasar de fase

Hay algunas comunidades que ya han pedido oficialmente avanzar a la siguiente fase haciendo llegar a Sanidad los respectivos informes técnicos, pero también hay otras que aunque no han presentado la documentación correspondiente, sí han manifestado su intención de pasar a la fase 1.

Estas son las comunidades y ciudades autónomas que buscan pasar de fase el próximo lunes: Madrid, Extremadura, Andalucía, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Baleares, Canarias, Aragón, La Rioja, País Vasco, Cantabria, Asturias, Galicia, Castilla-La Mancha, Ceuta y Melilla.

CCAA que piden pasar, pero con excepciones

En el caso de Cataluña, han solicitado que solo pasen a la fase 1 tres regiones sanitarias, las menos afectadas: Terres de l'Ebre, Camp de Tarragona y Alt Pirineu y Arán.

Castilla y Léon, por su parte, no pedirá que sus capitales de provincia pase de fase, aunque sí lo solicitará para 26 regiones sanitarias rurales, según ha podido saber laSexta, ninguna de ellas en la provincia de Segovia y solo una de Soria.

Y Andalucía pide que pasen de fase todas las provincias al completo, pero con medidas extraordinarias en tres distritos: dos en Granada y uno Málaga, donde no se permitirían funerales más allá de los más íntimos, ni convenciones o espectáculos al aire libre, ni mercadillos.

Además, algunas comunidades solicitan dar un paso más: Cantabria pedirá sumar actividades comprendidas en la fase 2 del plan de desescalada, y Aragón, según ha podido sabe laSexta, podría solicitar pasar a la fase 2 en algunos territorios.

Aunque el plazo para enviar solicitudes en principio concluía este miércoles a las 14:00 horas, Sanidad ha indicado que será flexible -ya lo adelantó Fernando Simón el martes en rueda de prensa- y se podrán presentar más peticiones entre la tarde del miércoles y el jueves.

El caso de la Comunidad de Madrid y Cataluña

La Comunidad de Madrid y Cataluña son las dos comunidades que más dudas presentan a la hora de llevar a cabo la transición hacia la siguiente fase del desconfinamiento, principalmente por sus capitales.

En la Comunidad de Madrid, había controversia sobre si solicitar la fase1: la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, ha indicado este mismo miércoles que la región no está lista aún debido a la ocupación de las UCI, mientras que su vicepresidente, Ignacio Aguado, defiende que sí. Sin embargo, finalmente han optado por pedir la transición, aunque con "medidas estrictas".

En cuanto a Barcelona, la consellera de Sanidad de la Generalitat, Alba Vergés, indicó el martes que aún no había una decisión tomada con respecto a la Ciudad Condal y su área metropolitana, debido a que presentan "un mayor riesgo de rebrote" por su densidad de población, según apuntó. Finalmente, han optado por solicitar la desescalada de tres regiones sanitarias: Terres de l'Ebre, Camp de Tarragona y Alt Pirineu y Arán.

Requisitos para pasar de fase

En cualquier caso, las CCAA tienen que remitir a Sanidad sus propuestas indicando qué provincias, islas o ciudades autónomas consideran que deben cambiar de fase y, en su caso, territorios de ámbito inferior, así como las medidas que se aplicarán en los territorios que cambien de fase.

Así lo ha indicado Pedro Sánchez este miércoles en el Congreso, donde ha detallado que tales medidas deberán estar basadas en las previstas en el plan de desescalada del Ejecutivo, aunque las Comunidades pueden añadir las que consideren oportunas, "con la debida justificación".

Deberán aportar asimismo un análisis de las capacidades estratégicas del sistema sanitario, de la evolución epidemiológica en el territorio y de los mecanismos para reducir el riesgo de transmisión, así como indicadores de otros aspectos económicos, sociales y de movilidad que puedan ser relevantes.

Sanidad estudiará las propuestas con las Comunidades para llegar a una decisión, preferentemente consensuada, según ha expresado el presidente. Para poder tomar en consideración las propuestas, ha apuntado, las CCAA deben tener actualizada la información del panel de indicadores y estar en disposición de poder aumentar el número de camas en UCI hasta una cifra de entre 1,5 y 2 por cada 10.000 habitantes y de entre 37 y 40 en el caso de las camas para pacientes agudos, en un máximo de cinco días.

La intención del Ministerio de Sanidad es contestar a las solicitudes a finales de la semana. Si a una región se le denegase el cambio de fase, podrá presentar un nuevo informe la próxima semana, pero ya no pasaría de fase hasta el 25 de mayo.