Indignación entre los sanitarios con la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, que este martes les acusó del colapso que se vive en la atención primaria porque, según afirmó, algunos sanitarios no quieren trabajar. Unas palabras que han enfadado a unos profesionales que llevan meses en primera línea, por lo que este miércoles se han concentrado ante el parlamento madrileño.

"Todas las noches, algunos de nuestros compañeros del equipo se van llorando. Y encima (Ayuso) nos dice que es boicot lo que estamos haciendo los centros de salud. El boicot es el que está haciendo ella con la sanidad pública", ha denunciado Pilar, pediatra, en declaraciones a laSexta. Ha defendido que las colas en los centros de salud en Madrid no son culpa de los sanitarios, como ha insinuado Díaz Ayuso.

Para Pilar, esto es "un insulto y una vergüenza", y ha añadido: "Estamos dando el callo muy por encima de nuestras posibilidades". Para despejar las críticas, este miércoles la presidenta de la Comunidad ha ensalzado la labor de los médicos, pero cree que hay que investigar las quejas que hay sobre la atención primaria: "Saber qué está sucediendo e investigarlo es nuestra responsabilidad, no se puede mirar para otro lado".

Frente a sus declaraciones, también este miércoles colectivos y sindicatos médicos se han concentrado frente a la Asamblea de Madrid. "No es que colguemos, es que no nos da tiempo a coger el teléfono. Como trabajadora, me siento una mierda", nos ha confesado Bibiana, miembro del personal sanitario del territorio. Durante la concentración, han reclamado a Díaz Ayuso que se retracte de lo que dijo horas antes.

"Es de lo más indecentes que hemos escuchado, intentando tapar sus déficits de gestión", han denunciado algunos de los manifestantes, que han confesado estar valorando la interposición de una demanda. La polémica ha llegado hasta el Congreso de los Diputados, donde la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha lanzado un mensaje de apoyo a los sanitarios: "Merecen nuestro apoyo y ningún reproche".

Y en la oposición madrileña, las declaraciones de Ayuso les suenan a épocas pasadas. "Esto no es un lapsus, sino una estrategia, la misma que llevó a cabo Esperanza Aguirre", ha criticado duramente Mónica García, portavoz de Más Madrid en la Asamblea. Se refiere la dirigente política a cuando Aguirre se quejaba de "sindicalistas desatados que además son liberados sindicales para que vayan a manifestarse contra nosotros".