Carmen Calvo, vicepresidenta primera del Gobierno, ha avalado la ausencia del rey Felipe VI en la entrega de despachos de los nuevos jueces a la que tradicionalmente asistía y que tendrá lugar el próximo viernes en Barcelona. Tampoco asistirá al acto ningún representante del Govern.

La socialista ha considerado al respecto de la ausencia del rey que "hay decisiones que están muy bien tomadas", y esta es, según Calvo, una de ellas. No obstante, preguntada por los periodistas no ha aclarado qué autoridad del Estado ha adoptado la decisión, si la Casa Real o el propio Gobierno, limitándose ha decir que ha sido tomada por "quien corresponde".

La ausencia del rey en un acto en el que es tradicional su presencia ha suscitado las críticas de la oposición, especialmente del PP, cuyo secretario general, Teodoro García Egea, ha acusado al Ejecutivo de llevarse mejor con EH Bildu que con el rey.

Por su parte, el vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) José María Macías ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser que el Felipe VI no asistirá al acto de entrega de despachos a los nuevos jueces, que tendrá lugar en la sede de la Escuela Judicial en Barcelona, porque el Gobierno "no lo autorizó".

Además, asegura que tras recibir una primera respuesta afirmativa a la invitación que todos los años cursa el órgano de gobierno de los jueces, "poco después se recibió una comunicación por parte de Casa Real en la que se indicaba que Su Majestad no podía participar en el acto". Asimismo, ha recordado que "por exigencia de la Constitución" todas las actuaciones oficiales del rey "precisan ser refrendadas por el Gobierno o uno de sus miembros".

Por último, sobre las posibles razones de seguridad que habrían sido alegadas por el Gobierno de Pedro Sánchez para aconsejar al monarca no acudir al mencionado acto, el vocal ha afirmado que el CGPJ no ha recibido "ninguna indicación de que hubiera problemas de seguridad más allá de los habituales que hay cuando se celebra un acto oficial en el que tiene que participar su majestad".

Calvo niega que tramitar los indultos sea un gesto a los independentistas

Por otro lado, Calvo también se ha pronunciado sobre el anuncio que ha hecho en el Congreso el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, quien ha explicado que su departamento comenzará a tramitar las peticiones de indulto para los condenados por delitos de sedición por el procés a partir de la semana que viene.

Tras este anuncio del ministro de Justicia, tanto Partido Popular como Vox han adelantado que acudirán ante el Tribunal Supremo si estos indultos se conceden. La formación de Pablo Casado considera que se trata de un "gesto político" que se da "en el momento de la negociación de los presupuestos".

Y contundente con la reacción del PP se ha mostrado la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, quien pide a los populares "que se serenen". De la misma manera, recuerda que la tramitación de los indultos es una de las obligaciones de la administración general del Estado, y en concreto, del Ministerio de Justicia. "El Gobierno no puede no tramitar lo que está obligado a tramitar", afirma, recordando que si el ministro de Justicia no lo hiciera "podría estar incurriendo en un delito".

"El Partido Popular tiene que abrocharse más a la Constitución, que la utiliza de manera muy flexible según le conviene", ha expresado una contundente Carmen Calvo.

El propio Juan Carlos Campo explicaba en laSexta que tiene la obligación legal de tramitar las solicitudes de indulto y ha añadido: "Ya veremos lo que dice el tribunal sentenciador, la fiscalía y qué adopta el Consejo de Ministros". Los informes, no obstante, no son vinculantes.