La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha censurado el tuit del portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, en el que apoyaba las manifestaciones a raíz de la detención del rapero Pablo Hasél y que terminaron con graves disturbios en Madrid y Barcelona.

"Una cosa es defender que una democracia sea exigente con la libertad de expresión y otra muy diferente es alentar a estar en una situación en la que ayer vimos heridos, detenidos...", ha criticado la 'número dos' del Ejecutivo durante una entrevista en la Cadena SER.

Para la también ministra de Presidencia, los cargos públicos han de opinar con "cierta complejidad", ya que "una cosa es lo que tú puedas pensar y otra, la responsabilidad de tu cargo". "En los cargos se está para todo el mundo, no solamente para los que te votan", ha censurado.

También el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, se ha desmarcado: "No hay ningún derecho reconocido en su expresión violenta" y ha afirmado que el Gobierno no comparte lo ocurrido ayer en Madrid y Cataluña.

José Manuel Franco, el delegado del Gobierno en Madrid, en 'Al Rojo Vivo', preguntado por ese tuit de Echenique, ha dicho que, a su juicio, "ningún responsable político puede amparar comportamientos como los que se produjeron ayer en la Puerta del Sol y estos días en Cataluña". "Una cosa es hacer uso de la manifestación (...) y otra cosa es justificar comportamientos como los de ayer. Son injustificables, lo diga quien lo diga".

Otros dirigentes, como el presidente de Castilla-La Mancha, ha escrito en Twitter para condenar la violencia.

 

Pablo Echenique publicó un mensaje en Twitter a raíz de las manifestaciones en protesta de la encarcelación del rapero Pablo Hasél en las que mostraba su apoyo a las concentraciones. El asunto no habría tenido mayor trascendencia, de no haberse producido justo cuando tenían lugar disturbios y destrozos en Madrid y Barcelona por asistentes a dichas convocatorias.

"Todo mi apoyo a los jóvenes antifascistas que están pidiendo justicia y libertad de expresión en las calles. Ayer en Barcelona, hoy en la Puerta del Sol. La violenta mutilación del ojo de una manifestante debe ser investigada y se deben depurar responsabilidades con contundencia", escribió.

 

Calvo ha insistido en que "la convivencia consiste en el cumplimiento de las normas" y que la "seguridad jurídica" es un valor "tan importante" como la libertad, la igualdad o la participación ciudadana. "Esto es muy progresista y muy de izquierdas decirlo", ha insistido.

Tacha a Podemos de "incoherente" por no apoyar la ley Zerolo

Además, cuestionada acerca de una nueva brecha en el Ejecutivo de coalición a raíz de la llamada 'ley Zerolo', la vicepresidenta primera cree "incoherente" la postura de Unidas Podemos, que este martes se abstuvo en la tramitación de la proposición de ley y que intentó que socios parlamentarios del Ejecutivo de coalición no apoyaran dicho texto.

El no apoyo de los morados a una proposición de ley presentada por el grupo socialista en el Congreso ha ahondado en las disensiones en la coalición en lo que respecta a la Igualdad, donde las desavenencias son cada día más visibles y vistosas. En Unidas Podemos sentó mal que el PSOE presentara dicha legislación sin contar con ellos, que dirigen el Ministerio de Igualdad, y Calvo cree que su posición no casa con lo que defienden.

"Me parece incoherente estar trabajando en una legislación LGTBI, que calculo que le queda poco tiempo para estar terminada, que va a arropar a los colectivos LGTBI, y por otro, cuando se está haciendo una legislación que abarca que nadie puede ser discriminado en nuestro país, ese partido no esté ahí", ha censurado la vicepresidenta y exministra de Igualdad.

Este es solo un episodio más de las disensiones en el seno del Gobierno bicolor, pero afecta de lleno a una de las políticas bandera de ambos partidos y donde las sensibilidades son muy diferentes. En Igualdad, dirigido ahora por UP, critican que el PSOE esté boicoteando su 'ley Trans', retrasando su puesta en marcha; en el PSOE, atacan ahora contra los morados por no defender su propuesta de ley de Igualdad de Trato, que los morados critican por no contar con el Ministerio de Irene Montero.

Para la ministra de Presidencia y coordinadora del Ejecutivo, esta postura de UP y sus maniobras para que ERC o Más País se abstuvieran en un "voto disidente" -según fuentes de Unidas Podemos- es "un problema de coherencia de por qué y para qué se está en política: para las cosas que son reales, verdaderas y eficaces".