La presidenta de la Comunidad de Madrid va a cumplir el cierre perimetral como estableció el Ministerio de Sanidad, del 23 de diciembre al 6 de enero, pero no endurecerá las entradas y salidas antes o después de estas fechas.

"No seremos nosotros lo que impidamos la entrada o salida de Madrid porque nos centraremos en nuestras medidas quirúrgicas", ha dicho Isabel Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid.

 

Es decir, que lo que harán es ampliar las zonas básicas de salud donde haya alta incidencia de coronavirus. Ahora mismo hay dos zonas con restricciones en la región. Eso lo anunciará este viernes la Consejería de Sanidad.

Ayuso también ha emplazado al Ejecutivo a decidir si deben ser allegados o convivientes los que pueden entrar en la región y qué documentación deben presentar los ciudadanos para acreditarse.

Madrid ampliará las zonas básicas de salud donde haya alta incidencia de COVID-19

Tras la reunión del Consejo Interterritorial este jueves, fuentes de la Consejería de Sanidad de Madrid indicaron a laSexta que evaluarán y, en su caso, anunciarán, nuevas medidas de cara a las fiestas este viernes.

La Comunidad sostiene que, "si procede", tomará medidas restrictivas, pero que se anunciarán, en todo caso, a finales de semana, cuando se den a conocer los datos epidemiológicos.

"Estamos valorando estos datos y con la evolución de los mismos veremos qué medidas restrictivas habría que tomar", afirmaba el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

Ignacio Aguado, vicepresidente de la Comunidad, apuntaba en ese sentido: "Si la cosa empeora, la Comunidad continuaría con la misma estrategia, usando zonas de salud", y ha añadido: "Espero no tener que tomar medidas, pero si hay que tomar medidas drásticas, con todo el dolor, lo haremos".