La mujer se hizo pasar por pediatra y se llevó al bebé de la habitación de sus padres: les dijo que iba a realizarle una prueba que le faltaba. En la mayor parte de los hospitales no existen protocolos de seguridad que eviten la libre circulación de personas, son hospitales de puertas abiertas.

"No hay ningún protocolo específico de seguridad en los hospitales. Es difícil compatibilizar con una seguridad adecuada", explica Manuel de Castro, presidente el área de hospitales del sindicado AMYTS.

Aunque sí existen protocolos para tener perfectamente identificados a los bebés y evitar que se confundan unos con otros. El control hospitalario se hace a través de cámaras y con personal de seguridad.

De hecho la imagen que delató a la secuestradora, grabada en el hospital, fue una de las que ayudaron a los agentes a detener a la mujer, a la que este lunes veíamos saliendo de su casa acompañada de un familiar.

La juez la ha dejado en libertad provisional: no podrá salir de Guadalajara ni acudir al hospital de donde sustrajo el bebé. Fueron tres horas agónicas para unos padres que sospecharon desde el minuto uno.

Se lo llevó a su casa, en Cabanillas del Campo y después acudió a una farmacia a por comida, donde también la grabaron las cámaras. La Policía rápidamente difundió su foto y llamó a las farmacias. Identificaron su coche y dieron con él.